scorecardresearch

La esperanza de vida disminuyó en 2020 en más de dos años

Jesús Hoyos
-

El impacto de la pandemia hizo que las mujeres palentinas vivieran hasta casi los 87 años en 2020, tres menos que en 2019. Los hombres pasaron de 80 a 78

La esperanza de vida experimentó en 2020 la mayor contracción en 75 años. - Foto: Nuria Sastre

En 2019 una mujer palentina vivía, de media, hasta casi los 87 años. En 2020, este dato se hundió hasta los 84. El hombre pasó a vivir 78 cuando antes de la pandemia llegaba a los 80, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Y es que la provincia, al igual que el resto del país, también ha sufrido el impacto catastrófico de la crisis sanitaria. Este se ha traducido en una reducción media global de algo más de dos años en la esperanza de vida, la mayor contracción desde la Segunda Guerra Mundial.

La esperanza de vida en España llegará a los 93 años en el 2050, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Mientras tanto, los datos en Palencia mostraron en 2020 una reducción media global de algo más de dos años, en concreto, de los 83,25 de 2019 a los 81,1 del año de la pandemia.

Se necesitó toda una década para pasar de esos 81 a los 83 del año pre-pandemia en la provincia. Y es que, en 2009, la esperanza de vida se situaba en los 81,32 años y experimentó una subida continua hasta llegar a los 83,25 años de 2019, según el INE. Una magnitud de pérdidas observadas que no se había visto en ningún país occidental hasta la llegada del coronavirus.

A nivel regional, los datos reflejan un comportamiento similar. En 2019, la esperanza media de vida se encontraba en los 84,2 años (87 en mujeres y 81 en hombres). El año pasado se produjo una disminución de casi dos en Castilla y León. De media, los castellano-leoneses vivieron hasta los 82 años, 79,7 los hombres y 85,4 las mujeres. 

Burgos es la provincia de la comunidad en la que más alta se mantuvo la esperanza de vida en 2020 (83,1 años), mientras que Palencia se situó como la provincia con el dato más bajo (81,1).

La media nacional pasó de 83,5  a 82,3 en 2020, una bajada más leve.