scorecardresearch

Las 'terrazas covid' podrán convertirse en permanentes

Carlos H. Sanz
-

El equipo de Gobierno regulará la ordenanza para aquellos veladores que hayan deparado una inversión y funcionen a nivel de clientes

Las ‘terrazas covid’ podrán convertirse en permanentes - Foto: Juan Mellado

El equipo de Gobierno de Mario Simón trabaja en una modificación de la ordenanza de ocupación de la vía pública de cara a 2023 con el objetivo de «dejar regulado y organizado el tema de las terrazas con una apuesta decidida: que se mantengan de forma permanente». Así lo confirma a este periódico el propio alcalde de la ciudad, quien está convencido de que las denominadas terrazas covid, aquellas que el Ayuntamiento permitió ubicar excepcionalmente a causa de la pandemia en zonas verdes, aparcamientos, aceras y calzadas, han llegado para quedarse.

«Somos proterrazas y queremos regularlas para que se mantengan de forma permanente, aunque lógicamente adecuadas», asevera Mario Simón, que es partidario de terminar con la excepcionalidad para que «Palencia cuente con veladores de calidad y buenos servicios».

Esa exigencia, la de la calidad y el buen servicio, es la que marcará qué establecimientos podrán mantener sus terrazas covid. Cabe recordar que este año el Ayuntamiento concedió permisos para un total de 160 terrazas, de las que 65 están ubicadas en zonas de aparcamiento. 46 de ellas están instaladas en estacionamientos no regulados y otras 19 ocupan plazas regladas por la ordenanza reguladora del aparcamiento, más conocida como la ORA o la zona azul. 

condiciones. Habrá que esperar a que el equipo de Gobierno presente el borrador de ordenanzas para conocer las condiciones pero Simón avanza que «se permitirá que sean permanentes aquellas ubicadas en zonas de calzada donde se han realizado inversiones y donde están funcionando». El alcalde insta a esperar a que se cierre el borrador de las ordenanzas para despejar otra incógnita, la de si los hosteleros que deseen mantener estas terrazas trendrán que pagar una tasa mayor.

Cabe recordar que para este año, el equipo de Gobierno ya modificó al alza las tarifas, que se encarecieron un 4% y que pasaron a ser de 91,79, 47,62 y 14,25 euros por cada mesa y cuatro sillas al año, en función de que el establecimiento esté en una calle de primera, segunda y tercera categoría.

A esa cantidad se añadió un recargo de un 20% para aquellas situadas «en el interior de estructuras de cerramiento fijas o semipermanentes que supongan  ampliación de la ocupación del suelo y del vuelo», solo siete de las 160 tramitadas. Y un recargo del 50% para las ubicadas en zonas de aparcamiento, aunque la cantidad se incrementó hasta el 100% cuando se instalan en zonas de estacionamiento reguladas por el servicio ORA.  

La ordenanza también marcó límites a la estética y la accesibilidad de estas terrazas covid, entre ellas en aquellas habilitadas en las zonas de aparcamiento se debía instalar suelo o tarima a nivel del acerado, la prohibición del uso de palés rústicos sin previo tratamiento estético y de altura superior a 1,5 metros; o una delimitación acorde a la estética de la vía, quedando óptimamente vistosos y funcionales, pero que en ningún momento entorpezcan la visión del interior desde la acera o la calzada. 

acuerdo. Estas normas están en vigor hasta el 31 de diciembre, que es el plazo que el equipo de Gobierno tiene para presentar las ordenanzas fiscales y recabar el apoyo necesario para su aprobación. «Estamos en una situación económica en la que hay que facilitar y fomentar este sector porque vienen tiempos complicados y hay que dar facilidades a los negocios», sostiene Mario Simón.

El alcalde recalca también que «la apuesta por la gastronomía en todas las vertientes es una apuesta durante el presente mandato», de ahí que confía en obtener los apoyos suficientes para sacar adelante esta modificación.

No obstante, conviene recordar que el año pasado, el equipo de Gobierno de PP y Cs sacó adelante los cambios en la ordenanza de ocupación de vía pública gracias al voto a favor de Ganemos. Ni Vox ni el PSOE respaldaron los cambios que se introdujeron. Si no suma los votos suficientes, la ordenanza se mantendrá como está, de ahí que la continuidad de las terrazas covid esté prácticamente asegurada.

«Espero una negociación complicada de todas las ordenanzas y del presupuesto, pero intentaremos sacar ambos documentos adelante», se muestra convencido el primer edil.