scorecardresearch

La cesta de la compra se encarece hasta el 30% en Navidad

Jesús Hoyos
-

La subida de los precios se nota ya sobre todo en el lechazo y en el marisco congelado

La gente, de momento, no está siendo muy previsora de cara a la Navidad, según los comerciantes. - Foto: Óscar Navarro

Faltan casi tres semanas para Navidad pero la subida de precios ya se nota en los productos estrella de estas fechas. El lechazo, el marisco congelado y frutas como la uva o la piña se han encarecido para el consumidor entre un 10 y un 30 por ciento. La mayor demanda que se registra durante este mes y el incremento continuado del coste de suministros como la electricidad han repercutido en la cesta de la compra.

Pese a que la previsión es que los precios sigan en aumento a medida que las fiestas se acercan, los comerciantes creen que la subida no será exagerada, al tiempo que muestran su tranquilidad respecto a un potencial desabastecimiento, amenazados por el paro anunciado del sector del transporte en la antesala de la Navidad los días 20, 21 y 22 de diciembre.

Estas últimas semanas, «todo ha ido subiendo poco a poco», reconoce Antonio Emperador,  de la carnicería de igual nombre de la plaza de abastos de la capital. «Comparado con otros años, está todo más caro, tanto el lechazo -10%- como el cordero, la ternera, el solomillo o el lomo», revela. El lechazo, uno de los platos típicos en las comidas y cenas de estas fiestas, se sitúa a 15,20 euros el kilo, dos más que en 2020.

La gente, de momento, no está siendo muy previsora de cara a la Navidad, según los comerciantes.La gente, de momento, no está siendo muy previsora de cara a la Navidad, según los comerciantes. - Foto: Óscar Navarro«Quiero y espero que no suba mucho más porque, si tiene un precio demasiado alto, la gente no se decanta por ello. Depende de los precios que marquen los mataderos. Subirá en función de que nos lo aumenten a nosotros», explica Emperador, quien aclara que el hecho de que entre género de fuera hace que «lo de aquí no se desmadre». Mientras, la carne roja o el cochinillo se mantienen en precios similares a otros años.

Desde la carnicería señalan que las parideras suelen abrirse de cara a estas fechas, cuando hay más demanda. Por eso mismo, está más caro. «Pero no se trata de desabastecimiento o problemas de suministro. No nos ha llegado nada fuera de hora o día. Estamos bien abastecidos y no hay problema. Creo que para navidades estaremos bien», avanza. «Trabajamos con proveedores locales y eso ayuda para que no haya problemas de transporte», insiste.

«Todos estamos un poco apretados tras este año y pico de pandemia que llevamos y las previsiones de venta son difíciles de hacer. La gente, de momento, se ha provisto menos y espera un poco a ver qué pasa. Miran, preguntan por el precio y quizá reservan, pero se suele dejar para última hora», comenta Emperador, cuya carnicería está adherida a la Cuenta Consumo Palencia. «Es un aliciente positivo de cara a estas fechas para que la gente pueda gastar un poco más», subraya.

La gente, de momento, no está siendo muy previsora de cara a la Navidad, según los comerciantes.La gente, de momento, no está siendo muy previsora de cara a la Navidad, según los comerciantes. - Foto: Óscar Navarro 

Pescado y marisco. Los nervios en las pescaderías aún no se dejan notar. Y es que pescado y marisco fresco son alimentos que se dejan para última hora.

En todo caso, la subida en congelados como la gamba y el langostino ya es notable, del 30 por ciento en las últimas semanas. «Ha subido una barbaridad. Cada semana puede subir un diez por ciento casi sin darte cuenta», comenta Pilar Calle, de Pescados Vallejo. «Siempre se nota un incremento a medida que se acercan las navidades», señala. Besugo, merluza y lubina serán los pescados que más se revaloricen. La almeja, de momento, no ha subido. 

«La gente no está siendo previsora para comprar y congelar. Lo deja, por lo general, para el último momento. También es cierto que hay productos que congelarlos es tirar el dinero, como se suele decir», avanza Calle, quien tampoco espera tener problemas de desabastecimiento aunque, al tratarse de productos frescos, «las previsiones todavía no se pueden hacer». «Mis jefes son mayoristas y lo compran cada día. No puedes decir que vas a comprar veinte kilos de merluza para navidades», añade.

Respecto a la fruta, el producto estrella es la uva. Como cada año, la previsión es que su precio suba a medida que se acerca la Nochevieja. Este producto se puede congelar, «pero hay mucha gente que no lo sabe y espera hasta el último momento para comprarla fresca», aclara Melody Hernández, de Frutas Álex y Nuria. 

«Hay otros productos que nos están sorprendiendo en cuanto a su coste aunque, por lo general, todos se mantienen más o menos igual, con cambios de 10 céntimos arriba o abajo, pero no más», explica Hernández. En su frutería, la piña está triunfando estos días, al igual que la fresa, el arándano y los productos tropicales.

Previsiblemente, el desabastecimiento tampoco será un problema. «El hecho de que casi todo sea producto local y de proximidad es una ventaja», concluye.