scorecardresearch

Ciclo claves para entender la final

Diego Izco (SPC)
-

De la brutal Champions de Thibaut Courtois a los galones de Van Dijk... y otros detalles que pueden marcar la lucha por el título

Ciclo claves para entender la final

Salvo contadas excepciones, y aunque suene a tópico, las finales se deciden en los detalles. Por eso, al margen de las grandes lecturas (el peso histórico del Madrid en las finales, el físico del Liverpool, los genios del ataque, etcétera), el partido de esta noche alberga miles de pequeñas claves, y algunas de ellas podrían ser tan determinantes como cualquiera de las primeras. 

Courtois

El Real Madrid se enfrenta al equipo que más dispara de toda la Liga de Campeones (199 tiros, 72 a puerta). Por este motivo, el cuadro merengue necesitará de la mejor versión de su zaga… con Thibaut Courtois a la cabeza. Aunque Karim Benzema sea el señalado como el gran artífice del billete a la final, un breve repaso mental a las exhibiciones del belga en octavos, cuartos y semifinales le ponen a la par, incluso por encima, del francés. Es el portero que más paradas ha realizado de la competición (52), por encima de los guardametas de Villarreal (41) y Benfica (38). Ha encajado 14 goles y dejado su puerta a cero en cuatro ocasiones. Para encontrar los números de Allison Becker, por ejemplo, hay que bajar al 26º puesto:  el arquero del Liverpool apenas ha realizado 15 paradas en toda la competición (y ha encajado 13 goles). 

Van Dijk

Tres datos se entienden mejor juntos: hace dos campañas, el Liverpool fue campeón con apenas 32 goles encajados (el que menos) de la Premier; el pasado curso, el Liverpool fue tercero con 42 goles encajados (el cuarto que menos); este año ha sido subcampeón, compartiendo el título de 'equipo menos goleado' con el City: solo 26 tantos. ¿Qué sucedió en la 20/21? Que Virgil van Dijk estuvo lesionado. La 'bestia' de Breda (1,94 metros, 91 kilos) dota de carácter y jerarquía a la defensa 'red': es fuerte, rápido, tácticamente perfecto e insuperable en el juego aéreo. Su lenguaje corporal es de constante superioridad sobre el delantero. Benzema, en estado de gracia esta Champions, tendrá su pareja de baile más dura el día del título. 

Mediocampo

¿Y quién tendrá el balón? La lucha por el centro del campo será una de las claves decisivas. Quizás no tanto en el resultado final (la calidad de los atacantes puede decidir el partido en un suspiro), sino en qué tipo de choque se jugará. El Liverpool suele asfixiar a sus rivales en la parcela ancha: el 4-3-3 es engañoso, porque a esos tres medios suelen añadirse los dos laterales y siempre hay al menos uno de los tres atacantes poblando la línea central. Habrá que ver si Ancelotti trata de compensar esa presumible superioridad inglesa con su habitual línea de tres (inamovibles Casemiro, Kroos y Modric) o añade a un cuarto elemento, Fede Valverde, para dejar arriba solos a Vinícius y Benzema. En cualquiera de los dos casos, salir de la presión británica es la llave. 

Alexander-Arnold

El flanco derecho del Liverpool es, al mismo tiempo, un arma colosal y un talón de aquiles. Trent Alexander-Arnols es, hoy por hoy, el lateral derecho más cotizado del mundo. Con apenas 23 años, el tipo que sacó aquel córner contra el Barça es el que más asistencias ha dado en la Premier (20), el que más balones ha metido en área contraria (399), el encargado del balón parado... Un arma descomunal que hace sufrir y sufre. Vinícius es el hombre que debería tapar sus constantes subidas, pero también el que puede aprovechar ese pasillo en el flanco izquierdo del ataque:ya en los cuartos de final del pasado año, 'Vini' rompió al inglés y le hizo un doblete para la historia en el Bernabéu. Alexander-Arnold, por cierto, es el inglés más joven en ganar todos los títulos posibles con su club:lo hizo este curso al levantar la FACup:23 años y 219 días. 

Los 'outsiders'

No sería la primera final en la que todos los focos apuntan a las grandes estrellas, anulándose entre sí… y aparece alguien inesperado para llevarse la gloria del gol del triunfo. En esta nómina de 'outsiders', dos nombres encabezan las apuestas: Rodrygo y Luis Díaz. El brasileño tiene 'algo' con la Champions. No solo por el doblete ante el City que obró el milagro de la remontada en semifinales, sino por esa estadística inexplicable: 11 goles en 26 partidos… y solo seis en el resto de competiciones. Díaz, magia 'cafetera' para Klopp, fue una apuesta personal del alemán, que 'obligó' a pagar 47 millones al Oporto. A sus 25 años, es puro talento innato para hacer daño al rival, un jugador (como demostró ante el Villarreal) capaz de irrumpir en un partido y sembrar el caos.