Olleros de Paredes Rubias despide a Miguel Ángel García Guinea

M.R.M.
-

El presidente de la Diputación y el de la Fundación Santa María la Real destacaron la gran labor de investigación del arqueólogo

Miguel Ángel García Guinea fue enterrado ayer en Olleros de Paredes Rubias. - Foto: M.R.M.

Una emotiva despedida se vivía ayer en la pequeña localidad de Olleros de Paredes Rubias, al arqueólogo e investigador cántabro Miguel Ángel García Guinea tras fallecer el lunes por la tarde en Santander a los 90 años.
Familiares, amigos, vecinos y representantes institucionales, como el presidente de la Diputación, José María Hernández, acompañado de la diputada de Cultura, Carmen Fernández, y el secretario de la institución Tello Téllez, Rafael Martínez; además del presidente de la Fundación Santa María la Real, José María Pérez, Peridis, y otros de sus miembros, acudieron al entierro del profesor nacido en Cantabria pero muy vinculado a la provincia de Palencia. Precisamente en Olleros de Paredes Rubias tenía su casa y allí por expreso deseo suyo descansa desde ayer, tras un sencillo responso donde se destacó su contribución a la cultura, el arte y la iglesia.
impulsor. Miguel Ángel García Guinea nació el 6 de julio de 1922 el Alceda (Cantabria) y fue director durante 25 años del Museo Regional de Prehistoria y Arqueología de Cantabria. Además, fue uno de los precursores de la investigación del patrimonio románico palentino. Precisamente fue también colaborador y miembro de la Fundación Santa María la Real de Aguilar de Campoo, de la que era presidente honorífico, donde desarrolló una importante labor de estudio y divulgación del País Románico, que incluye el patrimonio artístico palentino, burgalés y cántabro.
Además, fue un activo colaborador del Plan de Conservación y Restauración Integral de Iglesias Románicas y Entornos Rurales de la Antigua Merindad de Campoo.
«Para nosotros era un pionero, y para mí en lo personal un amigo y un padre. Ha sido el redescubridor del Románico y ha impulsado que recuperásemos ese patrimonio. Estuvo trabajando hasta el último minuto en la elaboración de la Enciclopedia del Románico con sus investigaciones sobre el patrimonio en Huesca, Cataluña y Galicia. Precisamente le dedicaremos los dos próximos tomos, los de la provincia de Pontevedra», concretaba ayer José María Pérez, Peridis. También afirmó que «era un ejemplo de vida, sencillez, humildad y generosidad y ha sido un gran estímulo para todos».
De igual modo el presidente de la Diputación quiso tener unas palabras y reconocer de forma pública a García Guinea, que también era académico de la Institución Cultural Tello Téllez de Meneses.
«Lamentamos mucho la pérdida de una personalidad de reconocido prestigio en su ámbito de trabajo. Aunque era cántabro, reconocía Palencia como suya y ha trabajo mucho en favor de nuestra provincia», indicó José María Hernández.