scorecardresearch

El PC para jugar más portátil

Sara Borondo
-

Valve acierta con un hardware de videojuegos potente y relativamente cómodo de transportar

El PC para jugar más portátil

Valve es una de las vacas sagradas de los videojuegos gracias a varios hitos como la creación de las series Half-Life (incluyendo el mod Counter-Strike) y Portal, el desarrollo del motor de videojuegos Source, el impulso a los esports con DotA o haber cambiado la producción y distribución de videojuegos de manera radical con su tienda de distribución digital Steam, pero en el mundo del hardware no ha tenido la misma suerte.

En 2015 Valve anunció las Steam Machine, que no eran hardware como tal sino unas especificaciones que debían cumplir las máquinas híbridas de PC y consola basadas en Linux que podía construir cualquier empresa en las que funcionaban todos los juegos de Steam. Aunque unas 15 compañías fabricaron Steam Machines, la idea no llegó a cuajar. Valva también lo intentó con los mandos Steam Controller, compatibles con cualquier PC con SteamOS (un sistema operativo propio también de Valve), que tampoco convencieron a los jugadores, y con Steam Link, un dispositivo para jugar en streaming en cualquier televisor de casa emitiendo la señal desde el PC y que con el tiempo transformó en el software Play Anywhere. La empresa incluso se aventuró en la realidad virtual con Valve Index, que no ha tenido la misma acogida que su juego Half-Life: Alyx, con el que ha demostrado cuál es el mejor uso de esta tecnología.

Ahora la relación de Valve con el hardware puede cambiar gracias a Steam Deck, un dispositivo que es un PC con espíritu de consola que desarrolla el concepto de ordenador portátil al máximo. Con Deck se juega en cualquier parte gracias a la pantalla de la parte frontal y también se puede utilizar con el televisor o el monitor, se pueden conectar periféricos como ratones, teclados o mandos por USB-C o Bluetooth.

Deck tiene sistema operativo Steam OS en modo portátil y KDE en sobremesa, lo que supone que se puede jugar a todos los juegos que se tengan en la biblioteca de Steam. En teoría ya se puede instalar también Windows como sistema operativo, lo que supone que se podrán jugar a juegos que no estén en Steam como los de la tienda de Epic o incluso el Game Pass.

Con un peso de 670 gramos, en su interior lleva una unidad de procesamiento acelerado AMD personalizado optimizada para jugar en dispositivos portátiles y tiene 16 GB de memoria RAM. La batería tiene una duración muy variable -entre dos y ocho horas- decidida en buena medida por el framerate. Para el control cuenta con botones frontales, dos trackpads, cruceta, gatillos, y dos sticks que dieron problemas de drift al principio, aunque al parecer era un problema de software que se ha solucionado con una actualización.

En esta ocasión Valve sí parece haber dado de lleno en los gustos de los jugadores y ha demostrado que ha aprendido de sus errores. Las reservas iniciales se agotaron rápido y actualmente el tiempo de espera es de seis meses, y eso que no es precisamente barata, cuesta entre 419 y 679 euros, según la capacidad del disco duro. Ya hay más de 1000 juegos disponibles (entre ellos superventas como God of War, The Witcher 3 o Horizon: Zero Dawn), y la lista seguirá ampliándose.