El cierre perimetral deja paso a un toque de queda

ALBERTO ABASCAL
-

Los controles serán desactivados al permitirse la circulación · Confirmado un nuevo fallecimiento en el complejo hospitalario, elevándose a 34 el número de muertos desde el 1 de septiembre

Imagen de una práctica realizada ayer en el interior de la Escuela de Enfermería, dependiente de la Diputación. - Foto: Óscar Navarro

El alcalde de la capital, Mario Simón, respaldó ayer la decisión tomada por la Junta de implantar el toque de queda en toda la Comunidad, concretamente entre las 22 y las 6 horas, y aseguró que es una medida «necesaria y la única forma de evitar un confinamiento total y una situación descontrolada en el aspecto pandémico».
Simón mostró todo su apoyo ante la previsión de la Consejería de Sanidad de que la situación empeore en los próximos días en consonancia con la tendencia que se está produciendo en toda España, así como en el resto de Europa.
Por ello, desde el Ayuntamiento agradecieron a la Junta y a los responsables de la misma que «hayan atendido la petición de implementar nuevas medidas de restricción ante la grave situación por la que atraviesa la ciudad». Aun así, lanzó un llamamiento a la responsabilidad individual «para cumplir y ser rigurosos con las medidas que se establezcan», más si cabe cuando la visita al cementerio de la capital durante la festividad de Todos los Santos, por parte de ciudadanos de la provincia, estará permitida al desactivarse los controles perimetrales, aclaró.
El regidor trasladó que desde el Consistorio «se van a poner todos los medios y toda la colaboración para que las medidas se apliquen de una manera exhaustiva, dado que son necesarias», como afirmó Mañueco, «mejor mañana que pasado». Por ello, subrayó que hay que «ceñirse a los criterios objetivos y aceptar la grave situación actual».

34 FALLECIDOS. Desde el punto de vista estadístico, el Gobierno regional confirmó ayer un nuevo fallecimiento en el complejo hospitalario, elevándose a 34 el número de  muertos por Covid registrados en las instalaciones hospitalarias desde el 1 de septiembre y a 122 desde el inicio de la pandemia. Asimismo, la presión asistencial sigue en aumento puesto que 80 pacientes se encuentran ingresados entre las plantas 8 y 11 del complejo, mientras que 17 se encuentran en  la Unidad de Cuidados Intensivos. Fuentes consultadas indicaron a Diario Palentino que los responsables sanitarios están valorando utilizar otras instalaciones sanitarias -como el centro de San Juan de Dios- en el caso de que la presión asistencial siga en aumento, como ocurrió entre marzo y abril. Por lo demás, la actividad ha vuelto a la Escuela de Enfermería después de que unos 40 alumnos dieran positivo hace 15 días. El pasado miércoles se reanudaron las clases prácticas, mientras que a partir del lunes se retomarán las clases presenciales, según indicó a este periódico la vicepresidenta segunda de la Diputación, María José de la Fuente. «Todos los afectados dieron negativo a las pruebas de PCR salvo uno. Es importante volver a la normalidad», subrayó de la Fuente.

Suspendidas las visitas y el acompañamiento a pacientes 

La Consejería de Sanidad suspendió las visitas y el acompañamiento a pacientes en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia a partir de ayer debido al empeoramiento de la situación epidemiológica en la Comunidad hasta que se normalice la situación epidemiológica.
Según comunicó la Delegación de la Junta en Palencia, ante el aumento de la presión asistencial en Atención Primaria y en los hospitales, el Río Carrión y el San Telmo van a adoptar medidas de humanización en cuanto a las restricciones de visitas y acompañamiento.
Así, desde ayer se suspenden todas las visitas y el acompañamiento de todos los pacientes ingresados en ambos hospitales, independientemente de su patología, así como el acompañamiento en régimen ambulatorio en hospitales y centros de salud, salvo en situaciones especiales.
Asimismo, desde la Consejería informan que ningún paciente fallecerá en soledad, ya que se mantienen las condiciones de acompañamiento establecidas en casos en que se prevea el final de la vida.
Desde el punto de vista de la comunidad educativa, actualmente hay un total de 110 aulas en cuarentena en Castilla y León, de las cuales ocho son de Palencia, según los datos facilitados por la administración autonómica. En este sentido, después de los cambios introducidos por el Gobierno regional (se excluyeron de las estadísticas alumnos y profesores que dieron positivo fuera del ámbito educativo) el acumulado de alumnos infectados por el Covid en la provincia asciende a 15, además de dos profesores.