scorecardresearch

La red de calor ecológico recibe el apoyo del ICO con 4M€

DP
-

La entidad participa en la financiación del proyecto que desarrolla Palencia Eco Energías basado en la biomasa y del que se podrán beneficiar unos 10.000 hogares de la capital

La red de calor ecológico recibe el apoyo del ICO con 4M€

El Instituto de Crédito Oficial, a través de Fond-ICO Infraestructuras II, participa con 4 millones de euros en la financiación a Palencia Eco Energías, empresa energética promovida por DH Eco Energías, para la construcción, desarrollo y explotación de una red de calor en la ciudad. El importe total de esta financiación verde, en la que también participan otros socios industriales y financieros, asciende a 25 millones de euros. 

La red se alimentará de biomasa como fuente de energía renovable. La biomasa utilizada como combustible en el proyecto provendrá de la astilla forestal resultante de las limpias y podas de la región. La planta de generación térmica, que estará ubicada en la calle Torneros, se ha diseñado para ser construida en tres fases según la extensión de la red y la demanda, con una solución de biomasa (astillas de madera) y calderas de gas natural adicionales para garantizar la seguridad de suministro en situaciones de emergencia para picos y respaldo, alcanzando una capacidad final total de 28 MWt. 

Este nuevo proyecto beneficiará a unos 10.000 hogares a los que suministrará energía térmica para uso de agua caliente y calefacción en Palencia, suponiendo un ahorro de hasta un 25% sobre el coste actual de calefacción y agua caliente sanitaria. Las obras ya se han iniciado y está previsto comenzar el suministro de energía renovable a los edificios de la ciudad antes del invierno de 2022.

El proyecto red de calor de Palencia nace en el marco del  Proyecto Clima impulsado por el Ministerio de Transición Ecológica. La sostenibilidad y reducción del impacto medioambiental del proyecto proviene de la eliminación de combustibles fósiles (gas, gasóleo, carbón,…) y el fomento de energías renovables, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Para la ciudad, la puesta en marcha de esta central supone la eliminación de más 20.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero, la eliminación de focos de contaminación, un control más eficiente del impacto ambiental y un impacto positivo en el empleo, ya que genera 30 puestos de trabajo permanentes y más de 70 durante la realización de las obras. 

La participación del ICO en la promoción de este proyecto tiene como objetivo contribuir, bajo un esquema de colaboración público-privada, a impulsar la recuperación y la transición ecológica, impulsando un modelo energético sostenible,  que se fundamenta en los valores de la economía circular, al poner en valor las podas de los montes cercanos.

las obras. El barrio del Campo de la Juventud y la zona sur de la ciudad han sido los elegidos para poner en marcha este proyecto. La primera fase del desarrollo de esta red dará acceso a este servicio a más de 3.000 viviendas, sin contar con edificios no residenciales que, entre centros educativos, oficinas, centros de salud, deportivos o comerciales, que suman 91 en toda la ciudad.

Desde hace semanas, las máquinas trabajan tanto en la construcción de la planta en la calle Torneros como en la apertura de las zanjas para acomodar las instalaciones en las calles Jardines, Antonio Machado y Ortega y Gasset, entre otras.