scorecardresearch

Digitalización: herramienta clave para la competitividad

SPC
-

Campofrío está acometiendo una transformación digital en toda su cadena de producción a través de iniciativas que buscan simplificar el día a día de clientes, trabajadores y proveedores, y mejorar la trazabilidad

Digitalización: herramienta clave para la competitividad

Optimizar los procesos existentes e identificar nuevos productos, servicios y modelos de negocio son los ejes de la estrategia de digitalización de Campofrío. La compañía está acometiendo la transformación digital en toda su cadena -compra, producción, distribución y front line-, con el objetivo de liderar la evolución hacia una industria alimentaria 4.0.

Al ser la transformación digital una de sus apuestas estratégicas, Campofrío aborda este desafío desde una perspectiva multidepartamental, con la participación de expertos en distintas áreas -IT, cadena de suministro, operaciones y calidad, entre otras- que, de forma permanente, trabajan sobre nuevas ideas y proyectos utilizando tecnologías como el blockchain, la realidad aumentada o el machine learning. «Miramos más allá de lo obvio y mantenemos vivo un flujo constante de ideas con iniciativas que probamos y, en caso de éxito, implementamos de forma rápida a nuestros centros de producción», explica Álvaro Santos, CIO de Sigma en Europa, empresa a la que pertenece Campofrío.

Esta digitalización imparable permitirá a la compañía simplificar los procesos del día a día para clientes, trabajadores y proveedores; tomar decisiones ágiles con información integrada en tiempo real; y mejorar los procesos, modelos de negocio y capacidad de innovación con el uso de los datos previo análisis científico. Al mismo tiempo habrá una mejora continua de sus indicadores de sostenibilidad.

Entre los proyectos de digitalización desarrollados en el último periodo, destacan tres por su especial relevancia: la implantación de la tecnología blockchain a las piezas de jamón ibérico de Navidul, el 'Demand Sensing' basado en el big data & analitics y la creación de un gemelo digital en colaboración con Accenture y el Massachussets Institute of Technology (MIT) para evaluar la resiliencia y la fortaleza de su cadena de suministro mediante la réplica de los tests de estrés que se efectúan en sector de la banca.

«Creamos un gemelo digital de todos los actores que forman parte de esta cadena y simulamos los flujos de todas las operaciones para identificar riesgos, amenazas y dependencias a través de inteligencia artificial y big data», explica Fernando Ibarra, Director de Supply Chain de Sigma en Europa. Con esta información, la compañía definió los planes que debían acometer para estos casos con el fin de obtener, desde el minuto cero, una solución o una respuesta ágil a situaciones tan especiales como el mantenimiento del suministro durante la pandemia o ante un incendio como el ocurrido en La Bureba.

Con la ayuda de la inteligencia artificial y el machine learning, Campofrío también ha desarrollado el proyecto 'Demand Sensing' para la mejora de la previsión de la demanda. Este proyecto consiste en aplicar las tecnologías del 'machine learning' al proceso de elaboración de previsión de ventas de la compañía. De esta manera, los algoritmos desarrollados combinan tanto variables habituales del negocio, como el histórico de ventas, con otras extraordinarias que tradicionalmente no se toman en cuenta, aunque su impacto en el negocio es destacado, como puede ser el clima, calendarios de eventos deportivos, movimientos de población, PIB, IPC, precios de materia prima o, incluso, datos de la evolución del covid-19, entre otros. Teniendo en cuenta todos estos elementos, se genera una previsión de demanda semanal, lo que permite que el planificador de demanda pueda conocer por anticipado las excepciones, gestionándolas de manera más eficiente.

Junto a estos avances, Campofrío cuenta con otros proyectos como los sistemas de mantenimiento y asistencia en remoto, o el mantenimiento predictivo, un método que, a través de sensores instalados en el equipamiento, establece patrones de comportamiento con el objetivo de prevenir accidentes y averías y, así, reducir su impacto en la cadena de suministro y en el servicio a clientes.