scorecardresearch

El sello de Xavi

Agencias
-

El estilo del técnico ya se deja ver, puesto que el Barça es el equipo que más roba en campo contrario

El catalán ha cerrado su primera temporada (no completa) a cargo del conjunto azulgrana clasificando a los suyos para la Champions. - Foto: EFE

Xavi Hernández llegó al Barcelona con varios objetivos. El primero era enderezar el rumbo de la nave culé en una situación económica muy complicada. El segundo es complementario al primero: dotar al conjunto de un sello de juego claro y definido, siempre llevando por bandera los argumentos de la 'escuela Barça'.

La meta de clasificar al cuadro catalán para la Liga de Campeones de la temporada que viene se consiguió. Sin embargo, la exigencia es máxima en un 'trasatlántico' del fútbol de semejantes dimensiones. Por eso el juego azulgrana fue tímidamente criticado en el tramo final de LaLiga, también influenciado por los éxitos en el otro lado del puente aéreo, con la consecución del Real Madrid del torneo doméstico y la Champions ante el Liverpool.

Pese a todo, hay detalles que solo se pueden apreciar si son reflejados en las tan importantes estadísticas hoy en día en este deporte. 

La presión es uno de los aspectos clave del estilo blaugrana, de ese 'cruyffismo' más radical, pero también es complicada de apreciar sobre el césped en ocasiones. Xavi está consiguiendo que ese aspecto sea interiorizado por su plantilla.

El bloque culé ha finalizado la temporada en LaLiga como el que más recuperaciones consigue en su zona de ataque, en el campo contrario, donde mueren las acciones ofensivas y se comienza a fraguar la jugada del contrincante, con un total de 341 robos.

Los años más exitosos en la entidad, con Pep Guardiola al frente del banquillo, estuvieron marcados por un estilo reconocible y donde la presión en esos 40 metros de campo era algo innegociable.

Un factor clave en estos guarismos tan positivos no es la posesión de balón, tan relacionada con este estilo de juego, sino la frescura física de varias piezas del equipo.

La campaña pasada en el Camp Nou estuvo marcada por la aparición de jugadores jóvenes en el centro del campo, como Gavi, Nico o Pedri (este ya destacó en la 20/21). Esta sangre nueva, tildada del hambre de éxito propia de este tipo de efectivos, ha colaborado de manera especial en este sello del estilo.

Refuerzos

Mientras tanto, Xavi Hernández sigue demandando refuerzos de cara a la temporada que viene.

Una de las consignas que ha dado el de Tarrasa para esta ventana de fichajes estival es que desea que todos los puestos de su plantilla estén duplicados, algo que va en consonancia con mantener a sus jugadores en las mejores condiciones físicas posibles.

Uno de las llegadas que se producirán, a falta de que se solucionen los problemas de inscripción en la competición, es la de Franck Kessié. El volante tratará de aportar músculo.Será el Seydou Keita de la etapa de Xavi.