scorecardresearch

De la teoría a la práctica

Jesús Hoyos
-

Ocho jóvenes han pasado el verano en la redacción de 'Diario Palentino' aprendiendo de primera mano cómo es el oficio. La experiencia les ha servido para «manejar la presión del día a día» en las secciones de Local, Deportes, Fotografía y Edición

De la teoría a la práctica - Foto: Sara Muniosguren

Con la satisfacción de que su primer contacto con el mundo laboral les ha servido para crecer personal y profesionalmente. Así han terminado sus prácticas en Diario Palentino ocho estudiantes que, durante casi tres meses, han conocido de cerca y formado parte de la profesión periodística.

En un 2021 aún atípico, pero en el que la actividad habitual se ha ido recuperando poco a poco, Gabriela Páez, Ignacio Crespo, Fernando Íñigo y David Correia (redacción); Jaime Treceño y Raquel Requena (edición); y Aisha Toquero y Antía Iglesias (fotografía) han sido una parte más de la redacción, a la que han aportado su energía y juventud.

A su vez, los redactores, fotógrafos y editores de DP les han aportado su experiencia y conocimientos  para reforzar ese período de formación a través de un contacto real con el oficio.

Gabriela Páez fue la primera en llegar y también una de las últimas en irse. «He aprendido a manejar la presión y a trabajar contrarreloj, a organizar mis ideas y a estructurar la información», afirma al tiempo que destaca que las prácticas le han servido para «perder el miedo al contacto con la gente» y «desarrollar habilidades sociales».

Recuerda con cariño el reportaje sobre un campamento de inglés que hizo en Villaluenga de la Vega y, tras terminar cuarto curso de Periodismo en la UVa, le gustaría «trabajar en el extranjero en algún futuro cercano».

Fernando Íñigo reconoce, al igual que Gabriela, «haber perdido algunos miedos» y destaca su mejoría en el nivel de redacción. Asimismo, subraya la «exigencia» del día a día y se queda con el reportaje que hizo sobre el arte chino en Cervera. Actualmente de Erasmus en Portugal, espera dedicarse al periodismo deportivo. 

Ignacio Crespo, que este año finalizará sus estudios en la Universidad de Navarra, pasó de tener «pánico» en su primera entrevista a hacerle una a Carlos Tarque, líder de M Clan, del que es admirador desde pequeño. 

La experiencia, «cansada y dura, pero tremendamente positiva», le ha ayudado a «entender el periodismo por dentro».

Por su parte, David Correia, que encara tercero de Periodismo en la UVa, tiene la sensación de «haber aprendido más en dos meses y medio que en dos años de carrera». Enfocado en los deportes, se ha dado cuenta de «cómo funciona el oficio periodístico en realidad, con sus ventajas e inconvenientes». 

«Me he encontrado con un grupo de personas dispuestas a ayudarme desde el minuto uno», destaca el joven, quien se queda con sus reportajes a deportistas de élite como Carla Gallardo o Marta García. Asimismo, se va con la sensación de poder enfrentarse a situaciones que antes consideraba «inimaginables».

Jaime Treceño, que ha hecho sus prácticas en la sección de edición, destaca haber tenido la oportunidad de trabajar «al lado de cuatro diseñadores impresionantes» que le han enseñado el mundo de la maquetación de la manera «más exhaustiva posible». 

Lo que más le ha gustado es maquetar deportes y va a realizar un Grado de diseño de eventos deportivos y protocolo para continuar especializándose «al máximo».

Raquel Requena, la última en irse y a punto de graduarse en Publicidad y Relaciones Públicas, afirma haber podido conocer «desde dentro la edición, un área fundamental pero más invisible» y se lleva unos conocimientos que no pensó que llegaría a adquirir.

Llegó con la idea televisiva de cómo funciona una redacción. «La comunicación constante entre las secciones me ha permitido ver cómo funcionan como un solo engranaje, y así descubrir todo el esfuerzo que hay detrás de un periódico diario». 

En la sección de fotografía, Aisha Toquero se lleva como aprendizaje fundamental el «haber puesto en práctica y de forma real» la teoría que lleva años estudiando. Afirma haber mejorado y sentirse «más cómoda» con la cámara. Se queda especialmente con la capacidad de respuesta y soluciones de problemas y dificultades a los que se expone cuando trabaja sobre el terreno.

Antía Iglesias también considera haber mejorado con los aspectos técnicos de la cámara, gracias a «haber aprendido directamente de los profesionales del periódico». Las fotos que hizo durante la jornada intergeneracional de mayores y personas con autismo son sus favoritas.

A todos ellos les queda ahora finalizar su formación antes de dar el salto definitivo al mundo laboral y desde DP esperamos que su experiencia aquí les haya servido para ampliar sus conocimientos. Mucha suerte en lo próximo.