scorecardresearch

Un drama que no cesa

SPC
-

Las personas sin hogar se multiplican por 2,5 en Castilla y León en la última década hasta los 2.269, en su mayoría hombres extranjeros

Imagen de una personas durmiendo en un banco de la ciudad de Burgos. - Foto: Luis López Araico

Dos mil doscientas sesenta y nueve personas duermen cada día en la calle en Castilla y León. Un drama social y personal que no ha hecho más que incrementarse con el paso de los años, llegando as multiplicarse por 2,5 el número de 'sin techo' durante la última década. Este crecimiento del 153 por ciento del número de personas sin hogar en la Comunidad contrasta con el nacional, mucho más moderado –del 24,5 por ciento– desde 2012, con 28.552 individuos, tal y como se extrae de la Encuesta a las personas sin hogar elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Un informe que revela que este problema golpea especialmente a hombres, que suponen el 85 por ciento del total, y a los extranjeros, que significan seis de cada diez.

Castilla y León registra una tasa de 182,4 'sin techo' por cada 100.000 habitantes, la quinta más alta del país, y lejos de los 86,6 de la media nacional. De los 2.269 'sin techo', la mayor parte son hombres, con 1.919, el 84,5 por ciento, frente a a 350 mujeres, el 15,5 restante. Sobre las razones que les han llevado a abandonar el alojamiento anterior que tenían, casi una tercera parte en Castilla y León, el 31,1% (707 personas), asegura que se quedó sin hogar por la necesidad de empezar de cero tras llegar desde otro país, un porcentaje que la media española sitúa en el 28,8%. Además, uno de cada cinco cambió de localidad (466), mientras que el 19,3 por ciento perdió el trabajo anterior (439 personas) y el 19 por ciento se encuentra en la calle por problemas de adicción (430).

Llaman la atención los 267 casos que se quedaron sin hogar porque no pudieron afrontar los gastos de alojamiento; los 225 que fueron desahuciados; así como los 260 que se fueron de casa por haber sufrido violencia, y los 217 que lo hicieron tras la separación de su pareja.

Africanos y americanos

Alrededor de un millar de personas sin hogar en Castilla y León, algo menos de la mitad, no procedían de otra Comunidad durante el presente ejercicio, mientras que 278 provenían de Castilla-La Mancha, 244 de Madrid y 122 de Andalucía, las principales autonomías de las que llegaban las personas del colectivo.

De entre todos ellos, el 41 por ciento son de nacionalidad española, 931 personas. De los 1.337 extranjeros, 590 proceden de África (casi la mitad de los foráneos), seguidos de los 323 americanos, los 309 de la Unión Europea, los 98 del resto del viejo continente y 17 de otras nacionalidades. En España, la mayoría tiene nacionalidad de un país de África (53,3 por ciento), seguido por América (25,9 por ciento) y Europa (16,7).
Si se analizan los datos por edades, se observa que 996 de las personas sin hogar tienen entre 30 y 44 años en Castilla y León, el 45 por ciento; otras 704 entre 45 y 64 años; medio millar cuenta con menos de 29 años; y 69 con más de 64 años.

Por último, en cuanto al tiempo de residencia, casi el 25 por ciento lleva sin alojamiento más de tres años (554 personas); y un 28,8 por ciento, entre uno y tres años (654). Otros 988 se encuentran en esta situación desde hace menos de un año y en otros 73 no consta.