scorecardresearch

Palencia podría tener más de 2.000 especies de setas

diariopalentino.es
-

El Centro Cultural Provincial acogió ayer la apertura del año micológico. - Foto: DP

El número de especies de hongos, que hace varios años superaba el millar en la provincia, se incrementa de día en día. En este sentido, hay que decir que «este año es sumamente fructífero», asegura Juan Andrés Oria de Rueda, director de la Cátedra de Micología, que subraya que en la salida práctica al campo el sábado, dentro del III Curso Solidario,  «se encontraron del orden de veinte nuevas». «Creemos -señala- que en la provincia podría haber más de 2.000 especies de setas distintas. Esto es un banco de sorpresas, aparecen  en jardines, en cualquier zona verde, algunas incluso son nuevas para la ciencia. Hace unos días en el Campus se encontraron  unos champiñones que se  llevaron a Luis Parra,  una autoridad mundial en el género agáricus, que explicó que era una nueva especie para la ciencia».

Oria de Rueda alerta de que este año la especie mala es la Lepiota brunneo-incarnata.  Es como una miniatura de las galanpernas o cucurriles, que miden más de 11 centímetros,  huele a mandarina y puede dar  lugar a envenenamientos mortales: el año pasado en España murieron seis personas. Siempre ha sido muy rara, pero este año está saliendo muchísimo -al igual que, entre las buenas, la de cardo, chopo y la propia macrolepiota procera.

Las  declaraciones de Oria de Rueda coinciden con la apertura del año micológico y la reunión de la Diputación con las Asociaciones en torno al Plan de Desarrollo Micológico 2012, cuyos objetivos son  desarrollar líneas de trabajo ligadas a la puesta en valor de los recursos naturales como estímulo para diversificar la economía rural y como medio para mejorar la calidad de vida y promover el aprovechamiento integral y sostenible del potencial endógeno del monte, orientado a constituirse en motor de desarrollo y riqueza.  El Plan se estructura en cuatro líneas de actuación: investigación y experiencias prácticas, educación ambiental y asociacionismo, apoyo a entidades locales en la  gestión del recurso y apoyo a iniciativas empresariales.

una ley. Palencia tiene siete asociaciones micólogicas, que ayer explicaron en un acto que se celebró en el Centro Cultural Provincial su programa de actividades.  De la Asociación de Guías Micológicos Corro de Brujas, Luis Javier Alonso, reclamó una ley que diga qué es lo que se puede coger, qué cantidad, de qué tamaño y  cuántas licencias se pueden otorgar en función de la extensión del monte. Señaló que los colectivos micológicos trabajan para defender el recurso, y «el recurso micológico tiene muchos valores: educativo, científico, social, lúdico, comercial. No es  solo comercializar y comercializar, hay que proteger, porque cuando uno regula y acota para sí lo que hace, en cierta medida, es dejar de valorar la micología».