scorecardresearch

La CEOE rechaza la propuesta sindical para un aumento salarial

Agencias
-

La patronal considera que no es aceptable indexar los sueldos al IPC año a año como plantea UGT y CCOO y sugiere subirlos un 8% entre los años 2022 y 2024, sujeto a la situación de cada empresa

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi - Foto: Isabel Infantes Europa Press

La CEOE ha analizado este viernes en una reunión interna la propuesta de los sindicatos de cara a un acuerdo salarial para los próximos años, un planteamiento que consideran de momento inaceptable y que aleja la posibilidad de cerrar un pacto.

Fuentes de la patronal han explicado que la propuesta no es aceptable porque indexa los salarios al IPC año a año, porque corre el riesgo de integrarse de cara al futuro y porque contribuye a los efectos de segunda ronda por la inflación. Según las mismas fuentes, la última propuesta de UGT y CCOO recogía una subida del 3,4% para 2022. Para 2023, la recomendación salarial era del 2,5% a lo que se sumaría una parte variable con la evolución del IPC de 2022 hasta llegar a un mínimo del 3%, un esquema que se repetiría para 2024, con un alza del 2% y un variable en función de la inflación de 2022 y 2023 con un mínimo del 2,25%. Esto supondría repartir el impacto de la inflación de 2022 en varios ejercicios.

Para 2025, el esquema vincula el alza al dato del IPC de diciembre de 2024 más un 0,25 % adicional.

La CEOE va a proponer a los sindicatos una subida salarial del 8% entre los años 2022 y 2024, según han confirmado fuentes empresariales. La propuesta de la patronal contempla una subida salarial del 3,5% para este año, del 2,5% para 2023 y del 2% para 2024, en línea con la moderación de la inflación que se espera para los próximos ejercicios.

El Banco de España, en sus previsiones económicas publicadas esta misma semana, prevé una inflación media del 7,5% para este año -en marzo escaló hasta el 9,8%-, tasa que irá reduciéndose hasta el 2% en 2023 y 1,6% en 2024.

De esta forma, la propuesta empresarial estaría muy alejada de la inflación media estimada para este año, por lo que supondría una pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores, pero mejoraría las tasas medias previstas por el Banco de España para los próximos dos años.

Para la CEOE, en el actual contexto de precios elevados, indexar los salarios a la inflación no es aceptable, mientras que los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, han avisado de que no aceptarán devaluar los sueldos, ya que la única manera que tienen los trabajadores de soportar el aumento del IPC es mejorando sus salarios.

Ambos sindicatos admiten que, en la situación actual, con un IPC cercano al 10%, no es realista plantear subidas salariales de esta magnitud en la negociación colectiva, pero abogan por que a lo largo de un ciclo de dos o tres años se recuperen los sueldos para no perder poder adquisitivo. Con esta propuesta de la patronal y si se cumplen las previsiones del Banco de España, no sería suficiente para garantizar el poder adquisitivo.

Cláusulas de revisión salarial

Para CCOO y UGT, es necesario incluir cláusulas de garantía salarial en la negociación colectiva para que los ajustes salariales se produzcan a final de año y evitar que los sueldos se conviertan en un elemento inflacionista.

También apuestan por que el acuerdo de convenios que están discutiendo con la patronal sea "equilibrado", de una vigencia superior al año, lo que permitiría sortear mejor la negociación salarial de los próximos ejercicios.