scorecardresearch

Tomás Quintana reivindica su actividad "cada vez más intensa"

SPC
-

Asegura que la primera reunión con el presidente de las Cortes ha transcurrido en un clima de normalidad

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán, recibe del Procurador del Común, Tomás Quintana, el Informe Anual de la Institución, correspondiente al año 2021. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

 

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana, aseguró hoy que durante el primer encuentro que mantuvo con el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, con motivo de la presentación del informe anual de 2021, no se le planteó sobre la conveniencia de la continuidad o no de la institución. "Lo limitó a comentarios en la campaña electoral y no voy a ponerme la venda ante una herida que no se ha manifestado", aseveró tras ser preguntado por la posición de Vox -ahora en el gobierno de la Junta- para eliminar el Procurador del Común, al considerar que es una institución "redundante", cuya tarea puede ser asumida por el Defensor del Pueblo.  

En una rueda de prensa posterior a la reunión con Pollán y tras haber detallado los aspectos más relevantes de la memoria del Procurador Común durante el año pasado, Quintana subrayó, según recogió la Agencia Ical, que, hasta ahora, no se le ha transmitido esa opinión sobre la idoneidad de la institución. "Hoy, hemos abordado asuntos propios de la institución y el clima ha sido de normalidad. Por lo tanto, yo sigo trabajando y cumplo con mis obligaciones para que se respeten los derechos de los ciudadanos ante las administraciones", precisó.

Cuestionado sobre el tono en que discurrirá el Pleno de las Cortes del 11 de mayo con su comparecencia para dar a conocer el informe del Procurador del Común, Quintana rechazó acudir con ideas preconcebidas y apostó por escuchar "atentamente" las intervenciones de los grupos parlamentarios. Posteriormente, reflexionará sobre lo que allí se diga aunque se mostró esperanzado en que sea "positivo". "Cualquier interlocución con las administraciones es positivo dentro de la autonomía del Procurador del Común", aseveró.

Además, señaló que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, será el representante institucional de las relaciones de los órganos de la administración de la Comunidad con el Procurador del Común, al igual que en el caso de Consejo Consultivo de Castilla y León. En este sentido, Tomás Quintana explicó que, hasta ahora, el funcionamiento de la institución consistía en enviar sus notificaciones a un órgano de la propia administración autonómica, que era el encargado de realizar el reparto entre las distintas consejerías a la que corresponda el asunto. Por lo tanto, no habrá muchos cambios en la forma de trabajar. "Entiendo que eso seguirá así pero tampoco puedo decir más por que no sé sobre este asunto. Entre otras cosas, por que aún no he hablado con el vicepresidente", añadió.

Influencia del COVID

Quintana destacó la influencia de la pandemia del COVID en los últimos años, que ha tenido su incidencia clara en la actividad del Procurador del Común. No en vano, la institución abrió en 2021 un total de 38.301 expedientes, tras las solicitudes de intervención por parte de los ciudadanos, tras considerar que se había producido una vulneración de sus derechos individuales o colectivos. Un número que correspondió a 2.030 quejas promovidas a instancia de parte y a 44 actuaciones de oficio. En 2020, el año de la irrupción de la crisis sanitaria, se contabilizaron 6.248 reclamaciones y 94 acciones de oficio.  

Eso sí, el Procurador del Común hizo mención a que en 2020, el 28 por ciento de las quejas estuvo relacionado con la COVID y la pandemia, un porcentaje que se redujo al 10 por ciento el año pasado. Lo mismo ocurrió con las actuaciones de oficio, que pasaron del 43 al 18 por ciento. "Es suficientemente ilustrativo del cambio a mejorar", sentenció.

También subrayó el hecho de que 36.285 de los asuntos estaban relacionados con 18 temas, por lo que el Procurador del Común las clasificó como quejas múltiples, al entender que podían ser tramitadas a la vez al ser el mismo problema. La mayor parte de estas quejas fue por el funcionamiento del servicio de Oncología del Hospital del Bierzo, ante la falta de especialistas. No en vano, debido a traslados o bajas laborales, el servicio que debía contar con cuatro oncólogos estuvo varias semanas con solo un médico.  

Trabajar con "austeridad"

Tomás Quintana reconoció que las quejas múltiples, gracias a las nuevas tecnologías, han venido para "quedarse", por lo que será necesario aunarlas para evitar que la labor de la institución se "desborde". En este sentido, apuntó que el Procurador del Común trabaja "con austeridad", por lo que agradeció la dedicación y el compromiso de los empleados de para sacar adelante el trabajo. Eso sí, significó que "sin hacer el milagro de los panes y los peces", sobre todo al haber tenido que asumir el Comisionado de Transparencia y ante el aumento de las reclamaciones de los ciudadanos. De ahí que no descartó que sea necesario incorporar a lo largo de este año algún "medio humano".