scorecardresearch
Juanma Terceño

El hecho gastronómico

Juanma Terceño


Encuentros de sumilleres

09/11/2022

Este pasado domingo asistí, por primera vez, a un muy bonito acto organizado en Madrid por María Jesús Puebla de Savoir Faire, un encuentro de sumilleres que ya lleva unos cuantos años organizando y que es una auténtica muestra de camaradería y compañerismo.
Cada año organiza en primavera y otoño, como anfitriona y literalmente levantando su casa para la ocasión, esta jornada en la que casi 50 sumilleres se reencuentran, comparten, beben con alegría un montón de buenos vinos y disfrutan sin más de pasar un rato distendido con colegas y amigos.
Por supuesto ver a amigos y compañeros, compartir pareceres con algunos de los más destacados sumilleres de nuestro país, algunos que han sido alumnos, otros a los que leo, sigo y admiro, en un ambiente tan ameno, tan bien rodeados por personas y botellas, fuera de la presión del día a día o del saludo en un pasillo de cualquier feria o evento, es una gran sensación.
Y a veces se queda uno con ganas de llevar una grabadora, pero no me entiendan mal, no para buscar el chascarrillo, la queja o dejar a nadie fuera de juego, sino todo lo contrario. Entre saludo y saludo, entre chiste, cata y anécdota que se cuenta, se habla mucho de la profesión, se comparten dificultades y problemas, también descubrimientos y posibles tendencias, no dejamos de estar en un entorno muy profesional y salen bastantes detalles que serían dignos de ser grabados y estudiados. Y como es un encuentro informal, no hay protocolos, no hay tensiones ni horario ni ponencias a las que acudir o mice en place que terminar, las ideas y conclusiones que salen son libres, sinceras, abiertamente compartidas y tan válidas las espontáneas como las bien reflexionadas.
También quiero destacar al famoso Antonio Cosmen y su equipo del restaurante La Cruz Blanca de Vallecas, que se encargó del condumio con algunos de sus famosos guisos, pues entre tanto líquido elemento y tanto amigo con el que brindar, dimos buena cuenta de una riquísima pero no ligera cena a base de callos, alubias y carrilleras.
En fin, que hoy quería compartir con ustedes la buena salud de nuestra sumillería y las buenas y sólidas amistades que se forjan en torno al vino, que nos apasiona y nos une si le damos oportunidad. ¡Salud!

ARCHIVADO EN: Salud, Madrid