Tan cerca, tan lejos

Alberto Moreno
-

Las vacceas jugaron su mejor partido de la campaña, pero cayeron a falta de dos segundos en el derbi

Tan cerca, tan lejos - Foto: Á“scar Navarro

palencia turismo. Begoña y Marta Villoslada (porteras); Laura Sevillano, Irene (2), Laura Domínguez (3), Marta Torres, Alba, Paula, Paloma (8), Tamara (4), Mirian (2), Lucía Lorenzo (4), Lucía Rodríguez y Eva (6). 
handvall. ida y Laura Muñiz (porteras); Ruth, Alicia, Marina de la Puente (1), Mónica (3), Isabel Colías (1), Elisa (6), Sara (4), Celia (9), Laura Armada (3), Sofía (3), Marta e Isabel Pérez. González y Gutiérrez (Colegio de Cantabria).
ÁRBITROS. González y Gutiérrez (Colegio de Cantabria).
INCIDENCIAS. Partido correspondiente a la séptima jornada de la División de Honor Plata, disputado en el Pabellón Mariano Haro ante 550 espectadores.
marcador cada cinco minutos. 0-0, 2-2, 5-3, 7-8, 10-10, 12-12 (descanso), 16-13, 17-16, 18.20, 23-24, 26-26, 29-30 (final)
 
Difícil valorar un partido cuando sucede lo que ocurrido en el último minuto, con dos opciones de victoria para cada equipo y sólo la lotería capaz de decidir la balanza. Y cayó a falta de dos segundos para el Comercial Ulsa Hand Vall de Valladolid. 
Previamente, lanzamiento al poste a falta del 30 segundos por parte del Palencia Turismo, ataque fallido del equipo vallisoletano, balón muerto que propiciaba un contraataque palentino y balón que se resbala de las manos y cae del lado rival. Una auténtica montaña rusa de situaciones y sensaciones que, a pesar del resultado, no puede ensombrecer el mejor partido de la temporada de las vacceas.
Sin ese último minuto, el titular de esta crónica hubiese sido «Las vacceas han vuelto», porque el equipo ya es el que el cuerpo técnico pretendía a principio de temporada, con el marcado cambio de ciclo en la plantilla. La esencia vaccea ya se vuelve a respirar en el Mariano Haro, y llegó en el mejor momento, el día del derbi frente a Hand Vall.
Y derbi lo fue de principio a fin, con todos sus ingredientes: máxima igualdad (la mayor diferencia fue de cuatro goles), nervios, imprecisiones, precipitaciones  y acciones realmente espectaculares. De hecho, a los dos equipos les costó mucho inaugurar el marcador y, posteriormente, se han alternado con pequeñas rachas que hacían oscilar mínimamente el marcador.
En la segunda parte, el Palencia Turismo rozó la excelencia defensiva, que le permitió un parcial de 5-1 y situar un favorable 17-14 en el marcador. Pero las palentinas no consolidaron su gran momento de juego y el Hand Vall le respondió con un 1-7 que daba la vuelta al partido. De hecho, la ventaja visitante llegó hasta los cuatro goles (20-24 en el minuto 18) que se antojaba peligrosa. Y ahí es donde la garra vaccea apareció para aferrarse al partido.