scorecardresearch

Declaración de la capital como destino turístico

Carlos H. Sanz
-

Esta acción se enmarca dentro del Plan de Impulso al Turismo y es una de las 45 acciones que propone esta hoja de ruta, «cuyo estado de ejecución alcanza, en estos momentos, el 60%, es decir, más de la mitad ya está en marcha», detalló Laura Lombraña

El pleno del Ayuntamiento aprobó ayer, con el voto en contra de Ganemos, la declaración de Palencia como «ciudad turística», un gesto «simbólico» que sirve para «comunicar que la capital tiene vocación de destino turístico», explicó la edil del área, Laura Lombraña.

Esta acción se enmarca dentro del Plan de Impulso al Turismo y es una de las 45 acciones que propone esta hoja de ruta, «cuyo estado de ejecución alcanza, en estos momentos, el 60%, es decir, más de la mitad  ya está en marcha», detalló. 

La concejala explicó que esta declaración «llega en un buen momento para el turismo de la ciudad». «Hemos cerrado 2021 con cifras récord de visitas en los centros turísticos municipales, con una tasa de ocupación hotelera destacada y un importante impulso turístico de la ciudad con el desarrollo de la imagen y el branding de la marca de la ciudad de Palencia. Además, se ha digitalizado toda la propuesta turística con la creación de la  web oficial, un microsite de corte publicitario y aplicación móvil que en tan solo 9 meses ha registrado 786.387 interacciones», puso como ejemplo.

«Actualmente  trabajamos para alcanzar acuerdos internacionales para la promoción de la ciudad a través del Cristo (...) y se han realizado trabajos de mejora en los tres centros turísticos municipales, destacando la reapertura del Museo del Agua donde hemos incorporado las tecnologías más vanguardistas. El sector está unido y con ganas de seguir trabajando para prestar los mejores servicios a los turistas», sentenció Lombraña.

La negativa de Ganemos se debió a su opinión de que «a pesar de que la declaración se basa en un principio de sostenibilidad, el Ayuntamiento se lo salta a la primera de cambio con el fin de urbanizar la naturaleza», sostuvo Sonia Ordóñez.