scorecardresearch

El EasyCharger careció de ritmo

David del Olmo
-

El conjunto palentino pagó la falta de encuentros en su regreso, 49 días después, al pabellón, ante un CB Prat que aguantó el arreón local en el comienzo del tercer periodo y decidió después el compromiso a su favor (74-83)

El EasyCharger careció de ritmo - Foto: Óscar Navarro

Caía, en su esperado regreso a la competición, un sacrificado EasyCharger Palencia, que cometió más errores de la cuenta, tanto en la cancha rival como cerca de su aro, pero que sobre todo notó la lógica falta de ritmo y, cuando se atascó mediado el tercer periodo, notó de repente el peso de las piernas tras la inactividad y no tuvo opciones en la recta final del duelo ante el CBPrat.

Algo más de mes y medio (49 días exactamente) había pasado desde la última aparición del equipo de Pedro Rivero ante sus aficionados, el pasado 10 de diciembre ante el Girona. Desde entonces, apenas un duelo, en Oviedo, habían jugado los morados, que aún mantienen cinco aplazados. Ayer volvían a casa, al pabellón, con el interior senegalés Mus Barro como novedad, midiendo fuerzas con un CB Prat, al que ganaron en la primera vuelta, donde milita el que fuera jugador local entre 2015-17, Marc Blanch.

El conjunto palentino llevó la iniciativa desde el primer ataque, anotado por un Chumi Ortega que fue el autor de los cinco primeros puntos morados (5-2). El EasyCharger mandaba en un primer acto en el que dos triples consecutivos de Micah Speight (con la primera canasta -a tabla, como mandan los cánones- de Blanch entre ambos) le situaban 12-8. Le daba la réplica el joven Arnau Parrado (el prometedor alero del Joventut también brillaba anoche en el pabellón), con cinco puntos seguidos (siete en ese primer periodo, 10 al descanso), para mantener cerca al Prat (16-13). La aparición de Prince Ali y dos canastas seguidas de los visitantes, la última de Crockett, cerraban el cuarto con el 20-19.

El EasyCharger careció de ritmoEl EasyCharger careció de ritmo - Foto: Óscar NavarroEn el segundo se mantuvo la igualdad, aunque ahora los catalanes sí se alternaron con los locales en el dominio del electrónico. Así, Blanch (siete puntos en el segundo acto) colocaba por primera vez en el choque a los suyos por delante (20-21). El Prat llegó a dominar por cinco puntos en ese tiempo (33-38), tras un afortunado triple a tabla de Sergi Costa. Aguantaban los morados, pese a todo, para alcanzar el tiempo de descanso en equilibrio (41-41, con una canasta final del debutante Mus Barro).

Se reanudaba el encuentro con un EasyCharger Palencia con dos caras. Primero, dominando la situación desde la defensa, endosando a su rival un 11-2, para marcharse por nueve (52-43) en apenas dos minutos de juego. Detenía el choque el técnico visitante, Josep María Berrocal, dando paso a unos minutos de atasco en los que, aún con los locales por delante (56-47), cambiaba la tendencia.

Y a continuación, el CB Prat le daba la vuelta al marcador, aprovechando las pérdidas de balón que encadenaban sus rivales. Se cerraba el periodo con el 58-60, en medio del bajón (físico-anímico) de los morados.

El EasyCharger careció de ritmoEl EasyCharger careció de ritmo - Foto: Óscar NavarroLe costó al EasyCharger volver a tomarle el pulso al partido. El colombiano Felipe Ibargüen imponía sus kilos bajo el aro (rebañando todos los balones que pasaban en la pintura, hasta acabar con 18 puntos) y Sergi Costa guiaba (11 puntos sin apenas fallos en el tiro, más seis pases que acabaron en canastas de sus compañeros) el juego de los de El Prat de Llobregat, que mandaban por cinco (63-68 a seis minutos del final). Por seis dominaban los visitantes tras la técnica a Pedro Rivero (que esa acción, más que protestar alentaba a sus jugadores en la presión en media pista) a tres y medio del final (65-71. Y ahí, con los palentinos sin fe en sus fuerzas, puso la puntilla Crockett Jr con dos fenomenales suspensiones (su segundo acierto situaba el 67-75), mientras solo Micah Speight parecía tener fuerzas en los anfitriones.

Con poco más de un minuto para el desenlace debutaba este curso Adrián Froufe, quien al menos recordará con cariño el duelo en el que el EasyCharger jugó por fin en 2022. El choque concluía con el 74-83 para los catalanes y, sin tiempo para lamentarse, el martes, nuevo reto morado.

El EasyCharger careció de ritmo
El EasyCharger careció de ritmo - Foto: Óscar Navarro

ARCHIVADO EN: Prat de Llobregat