scorecardresearch

Crece un 2,32% la cifra de condenados respecto a 2019

César Ceinos
-

838 mayores de edad fueron castigados por sentencia firme durante el pasado ejercicio, tras un 2020 que se caracterizó por un desplome general achacable a la situación derivada del coronavirus

Audiencia Provincial - Foto: Sara Muniosguren

El número de personas mayores de edad condenadas por sentencia firme dictada en la provincia y comunicada al Registro Central de Penados también volvió a la normalidad durante el pasado año. Lo hizo, incluso, con un recargo del 2,32% respecto al ejercicio previo al estallido de la pandemia.

La subida experimentada en Palencia es ligeramente inferior a la registrada en Castilla y León, donde creció un 3,04% hasta alcanzar los 11.851 castigados. En cambio, el incremento choca frontalmente con el descenso del 1,65% en el conjunto de España entre ambos periodos. Esta caída dejó el número de condenados en territorio nacional en 282.210.

Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los jueces castigaron en Palencia a 838 procesados en 2021, la cifra más alta de los nueve últimos años, que son los que aparecen en la página web del organismo autónomo estatal presidido por Elena Manzanera Díaz. En 2019 fueron 819, mientras que en los anteriores las cifras oscilaron entre los 633 de 2016 y los 733 del período siguiente. La única excepción se produjo en 2020, cuando el dato cayó hasta los 571 por culpa de las restricciones derivadas de la covid-19. De hecho, fue un bajón común en todo el país.

Por sexos, los porcentajes apenas variaron en los años analizados. Más de ocho de cada diez condenados fueron hombres. Concretamente, el 82,1% en 2021 y el 82,91% dos años antes. En términos absolutos, los datos fueron 688 y 679, respectivamente. En el caso de las mujeres, el número pasó de 140 en 2019 a 150 en el último ejercicio del que informa la página web del INE.

Por edades, al igual que en 2019, destacó por encima de todas la franja de 41 a 50 años y sus 204 penados (167 hombres y 37 mujeres). Por detrás aparecieron los períodos más cercanos. 122 condenados tenían entre 36 y 40 años y 115, de 51 a 60 años. El resto de grupos no alcanzó la centena de castigados. 45 habían cumplido entre 18 y 20 años; 86, entre 21 y 25 años; 90, entre 26 y 30 años; 98, entre 31 y 35; y  60, entre 61 y 70 años. Por último, 18 de las personas que recibieron una sentencia firme condenatoria en Palencia en 2021 habían cumplido los 71 años.

Respecto al ejercicio anterior al coronavirus, aumentaron, en términos generales, las cifras en los grupos superiores a 36 años, mientras que disminuyeron entre los más jóvenes. Porcentualmente creció un 50% el número de condenados con 71 y más años, pasando, en términos absolutos, de 9 a 18.

La información del INE, que también distingue entre los nacionales y el conjunto de extranjeros, deja entrever que el incremento de condenados se produjo principalmente en las personas españolas, que equivalen, prácticamente, a nueve de cada diez sentenciados en contra. De 727 culpables en 2019 con carné de identidad español se pasó a 756 en 2021, lo que viene a ser un 3,44% más (+29 en datos absolutos). Por el contrario, el número de castigados cuya patria está más allá de nuestras fronteras pasó de 92 a 82. Esta bajada de 10 personas supuso un descenso porcentual del 10,87%.

PENAS. 650 de los condenados en Palencia lo fueron por un solo delito, mientras que los 188 restantes lo fueron por dos o más. En total, la Justicia castigó a los 838 sentenciados por 1.173 delitos. En cuanto a las penas impuestas por la Justicia, 325 condenados recibieron únicamente una pena, mientras que 513 se llevaron dos o más. La cifra total de penas ascendió a 2.081. La más recurrente fue la multa, que se aplicó hasta en 807 ocasiones. En segundo lugar, a bastante distancia, aparece el castigo de prisión en 294 ocasiones. La privación del derecho a conducir vehículos se aplicó 206 veces, mientras que el veto a portar armas se llevó a cabo en solo 80. Además, las prohibiciones de aproximarse y de comunicarse con la víctima fueron aprobadas en 122 y 115 ocasiones, respectivamente.

Por otra parte, la obligación de llevar a cabo trabajos en beneficio de la comunidad se dictó en 140 ocasiones; la inhabilitación de empleo, en 283 y la expulsión del territorio nacional, en una. Las penas restantes, que son 33, no forman parte de ninguna de las categorías citadas.

MENORES CONDENADOS. Por otro lado, el INE también publicó la estadística de menores condenados en 2021. En este caso, se experimentó un descenso del 7,02%, al pasar de 57 en 2019 a 53 (36 hombres y 17 mujeres) durante el último ejercicio completo. Como sucede con las personas de más de 18 años, la mayoría, concretamente 47, eran adolescentes de nacionalidad española y los seis restantes eran extranjeros.

Los juzgados impusieron 87 medidas contra los menores. La más repetida, la libertad vigilada, se aplicó en 38 ocasiones. Otra muy recurrente (11 veces) fue la realización de tareas socioeducativas.