scorecardresearch

Prosol renueva la certificación Residuo Cero de Aenor

Rubén Abad
-

La compañía, que aplica procesos de digitalización en la detección y trazabilidad de los residuos, fue la primera firma agroalimentaria en obtener este marchamo

Prosol renueva la certificación Residuo Cero de Aenor

La responsable Medio Ambiente de Prosol, Rosa San Emeterio, y Ana Izquierdo, técnico de esta área de la compañía, han recibido de manos de la directora de Aenor en Castilla y León, Inmaculada García, la renovación del certificado Residuo Cero para un período de tres años.


La certificación acredita a aquellas organizaciones capaces de transformar en recursos los residuos que generan dándoles valor y evitando que tengan como destino final el vertedero. Así sucede en Prosol, donde el 96 por ciento de los residuos generados durante el proceso de producción de café -más de 13 millones de tazas diarias con destino a más de 30 países- disfrutan de una segunda vida.


Entre los aspectos valorados por Aenor para renovar la certificación también destaca el esfuerzo de Prosol por incluir la sostenibilidad entre las prioridades de su Plan de Transformación Digital, un camino emprendido hace ya dos años y que representa la principal novedad desde la última renovación del certificado Residuo Cero.


En esa línea, la digitalización de los procesos está permitiendo a la compañía generar indicadores de residuos y cuadros de mando que, además de optimizar la utilización de los recursos, permiten también digitalizar la trazabilidad de cada residuo que se genera en su fábrica de Venta de Baños.


Para Rosa San Emeterio, obtener de nuevo esta certificación supone «un reconocimiento a nuestro sistema de valorización de residuos y un paso más en nuestro compromiso por la sostenibilidad y la economía circular». La digitalización al servicio de la sostenibilidad representa otro tramo de un camino, el del respeto al entorno mediante el fomento de la Economía Circular, que Prosol afronta ya desde su creación en 1998 pues, tal y como destaca su CEO y fundadora, Rocío Hervella, «en la esencia de Prosol siempre ha habido espacio para impulsar la sostenibilidad» dado que esa producción sostenible «no es una opción, sino una responsabilidad».


Por su parte, García destaca que la generación de residuos es uno de los retos ambientales «más complicados» al que se enfrentan sociedad y empresas. «El abandono o la gestión inadecuada de los residuos produce impactos notables y puede provocar contaminación en el agua, el suelo, el aire, contribuir al cambio climático y afectar a los ecosistemas y a la salud humana», asegura. En cambio, continúa, «cuando se gestionan de forma adecuada, se pueden convertir en recursos que contribuyan al ahorro de materias primas y garantizar la sostenibilidad económica, con un efecto positivo sobre la conservación de los recursos naturales y los ecosistemas».


REGLA DE LAS 4R

Prosol se aplica en todos los procesos y operaciones la regla de las 4R: reducir, rediseñar, reutilizar y reciclar. Bajo ese paraguas, y apoyándose en la innovación, se llevan a cabo diversas acciones que a lo largo del último año han obtenido resultados muy llamativos como la reducción en la generación de residuos mediante la optimización de sus procesos productivos, el rediseño de sus envases para que sean más circulares incorporando plástico reciclado en envases de café soluble que suponen el ahorro equivalente a 300 toneladas de plástico virgen o el desarrollo tecnológico de la cápsula compostable en el hogar. 


Además, los residuos generados se convierten en recursos como Abono orgánico, biogás y nuevos materiales para otros procesos.