El juez deniega el horario libre para jugar a las chapas

ALBERTO ABASCAL
-
El juez deniega el horario libre para jugar a las chapas

El alcalde de Paredes de Nava, Luis Calderón, que había acudido a los tribunales apoyado por los hosteleros, sostiene que es una tradición como si fuera una fiesta local o un evento singular

El juzgado de lo contencioso administrativo ha denegado al Ayuntamiento de Paredes de Nava, que cuenta con el apoyo del sector hostelero de la localidad, la petición de tener horario libre durante la celebración de la Semana Santa coincidiendo igualmente con las autorizaciones administrativas para el juego de las chapas frente a la decisión de la Junta de Castilla y León de no ampliar dichos horarios, según la resolución judicial que conoció ayer Diario Palentino.
Según la información aportada, el juez ha argumentado jurídicamente su resolución al considerar que no se trata de una tradición tan arraigada como para alterar la normativa dictada por el Gobierno regional en cuanto al horario de cierre de los establecimientos públicos. El municipio paredeño tomó la decisión de pedir una ampliación del horario especial de Semana Santa, después de que varios hosteleros fueran sancionados por extenderse en la hora y que en los últimos años algunos bares no hayan tramitado la solicitud de corro, perdiéndose así una parte de las tradiciones de Paredes. 
El alcalde de la localidad, Luis Calderón, aseguró en declaraciones a este periódico que el Ayuntamiento solicitará al juzgado una aclaración de la sentencia al entender que la autoridad judicial «no ha valorado el recurso contencioso-administrativo en su conjunto. En cualquier caso, consideramos que hay una falta de visión en cuanto a la legislación rural. Con este tipo de decisiones, acabamos con el popular juego de las chapas».
El Ayuntamiento sostiene que la práctica del juego de las chapas es una tradición arraigada en el municipio y como tal, constituye una fiesta local o evento singular «que merece ser protegido dada su importancia cultural y económica para Paredes de Nava, donde cada año atrae un buen número de visitantes y turistas». 

Según aduce el Consistorio, «la regulación por parte de las administraciones competentes no se ha adaptado a las transformaciones sociales ni a la realidad del medio rural  en las últimas décadas, en las que los usos sociales han llevado a que la práctica del juego se desarrolle en un momento cada vez más tardío en los locales de ocio, lo que ha redundado en perjuicio de este histórico espectáculo, hasta el punto de poner en peligro su propia existencia». Apuntaba en su recurso el Ayuntamiento que «cuando se forman los corros más grandes de jugadores, es justamente cuando se aproxima la hora de cierre, acortando el espectáculo y disminuyendo la afluencia». Desde el Ayuntamiento se considera que la ampliación de los horarios hosteleros, tratándose de una medida legalmente contemplada para casos excepcionales, -como la celebración de fiestas y eventos singulares-, «resulta absolutamente necesaria para preservar esta importante tradición paredeña», entiende el Consistorio, presidido por el vicepresidente de la Diputación, Luis Calderón.
Con dicha ampliación, «se permitiría evitar su deterioro y así cumplir con la obligación institucional de proteger los intereses culturales y económicos de los pueblos».