scorecardresearch

También hay espacio para el color verde

César Ceinos
-

Once bienes antes señalados en rojo fueron restaurados o consolidados desde 2009

La iglesia de San Pedro abandonó la Lista Roja en 2014. - Foto: Óscar Navarro

El gran deseo de Hispania Nostra es que los elementos de la Lista Roja pasen a la verde. Ese cambio significa que el patrimonio ya no está en peligro, como es el caso de once bienes de la provincia de Palencia, que en su momento fueron señalados por su mal estado y que ahora destacan por su restauración y consolidación. Estos elementos son: el palacio de los Reinoso de Autillo de Campos y el yacimiento de Monte Cildá de Olleros de Pisuerga (2022), el castillo de Belmonte de Campos (2021), Santa Cruz de la Zarza de Ribas de Campos (2017), el Cristo del Otero (2015), la iglesia de San Pedro de Becerril de Campos (2014), la ermita de San Pelayo de Perazancas de Ojeda (2013), el yacimiento de Monte Bernorio (2011), el puerto fluvial de Alar del Rey (2010) y la iglesia de San Juan Bautista de Respenda de Aguilar y el monasterio de San Pelayo de Cevico Navero (ambos en 2009).

Respecto a las tres últimas incorporaciones, el edificio autillano está en la Lista Verde desde el pasado 26 de julio, cuando la asociación explicó que «se llevó a cabo la consolidación de la estructura, la construcción de una nueva cubierta y el montaje de un ascensor». Por su parte, el yacimiento norteño se incluyó en este listado el 21 de junio tras realizarse, entre otras cuestiones, trabajos de documentación, limpieza, consolidación y puesta en valor. La fortaleza de Belmonte de Campos, que dejó atrás el rojo el 6 de julio de 2021, fue sometida a una obra para solucionar sus problemas estructurales, las filtraciones y las humedades.