scorecardresearch

La espera sigue

Diario Palentino
-

El EasyCharger Palencia tenía las esperanzas de poder reanudar su actividad liguera y, sobre todo, de volver a disfrutar del calor de su gente en el Pabellón Municipal, pero el choque se aplazó a última hora

Tres aficionados palentinos esperan a la puerta del Pabellón, vacío ante el inesperado aplazamiento - Foto: Sara Muniosguren

Parecía que ayer era el día en que la espera se terminaba, y el EasyCharger Palencia podría volver al Pabellón Municipal, y lo iba a hacer recibiendo al Juaristi guipuzcoano.

Pero finalmente no fue así,  ya que el equipo morado comunicó por la mañana el aplazamiento del encuentro, tres horas antes del inicio del mismo, por positivos en el cuadro azpeitiarra.

El conjunto del País Vasco había comunicado el sábado en sus redes sociales la situación: contaban con tres positivos en los test de antígenos realizados esa misma mañana, y otros dos jugadores presentaban síntomas compatibles, más un tercero conviviente con un positivo. La situación no parecía idónea para la disputa del choque.

Informaban también desde el Iraurgi que el proceder desde el club sería realizar nuevos tests en la mañana de ayer a todos aquellos jugadores que hubiesen dado negativo en las pruebas.

Dos positivos más bastaban, a criterio de la nueva actualización sanitaria de la Federación, para suspender el partido.

 Pero aún así, desde Juaristi puntualizaban que los jugadores con síntomas no participarían en la expedición, independientemente del resultado que arrojasen los tests, pudiendo incluso tener que presentarse al encuentro con seis jugadores.

APLAZAMIENTO. Y los peores temores se cumplieron: dos nuevos positivos obligaban a la suspensión del esperado duelo.

«La normativa está ahí para cumplirla, así que debemos respetar esta decisión, que es difícil para ambos conjuntos. Pero nos trastoca mucho a nivel deportivo. No vemos el momento de recuperar el rodaje perdido durante este mes de inactividad», comenta Gonzalo Ibáñez, el presidente del club morado.

Lo que en principio parecía un pequeño parón invernal para los palentinos, se ha convertido en un infierno para jugadores y aficionados.

El Pabellón Municipal tendrá que seguir esperando, y ya serán 45 días los que lleva el cuadro de Pedro Rivero sin sentir el calor de la afición en casa.

En ese tiempo, cabe recordar que el conjunto morado solo ha jugado una vez: la derrota en casa del Unicaja Banco Oviedo del 4 de enero.

Las singularidades e interrupciones del calendario está castigando particularmente al EasyCharger Palencia: lleva cuatro jornadas de desventaja con respecto a algunos de sus rivales. Esto va a requerir que la plantilla se sature de una gran cantidad de duelos en poco tiempo para recuperar sus pendientes. 

Pero es tanto un problema la sobrecarga de partidos, como la falta de rodaje competitivo de un equipo que lleva un mes en una situación deportiva completamente anormal, que seguramente pueda perjudicar en el devenir de la temporada para el club.

De cualquier manera, si no sucede ningún percance, el próximo viernes el EasyCharger reanudará su actividad en el Pabellón Municipal recibiendo al Prat barcelonés.

Será el primer duelo de la segunda vuelta, correspondiente a la decimoctava jornada liguera. 

PRÓXIMAS FECHAS. Después, espera una visita a Castellón antes de recibir al Almansa en casa. Tras estas fechas, se empezarán a recuperar los pendientes, que tienen como fecha límite el día 20 de febrero, y que añaden, con este duelo, una nueva pieza en el rompecabezas.