Baño de realidad

Alberto Moreno
-

Tercera derrota ante uno de los aspirantes al play-off de ascenso a Segunda B, el Numancia B. Los morados pudieron adelantarse en los minutos iniciales, pero se vinieron abajo tras el primer tanto soriano

Baño de realidad - Foto: Nuria Sastre

CD becerril. Sevi, Diego, Varo, (75’ Jesús), Sierra, Merino, Diestro, Riki, Carlos, David, (75’ Isma), Melero, Jorge (61’ Adri)
numancia b. Toni, Silva, Ceinos, Raúl, De Frutos, Abel Conejo, Julen, De la Mata, Herrera, (46’ Alfredo), Ekiza, (61’ Álvaro), Ali Radjel, (76’ Ebri)
árbitro.  Antonio del Bosque Lavín, abulense. Asistido por López Lavín y Estévez Nieto. Amarillas a Riki; Adri Herrera, Ali Radjel, Alfredo y Álvaro
goles. 0-1: Min. 25: Herrera.                0-2: Min. 30:Ekiza.            0-3: Min. 73:Varo, en propia puerta.            1-3: Min. 82: Diestro, de penalti.            1-4: Min. 87:Ebri             
    incidencias. Mariano Haro. Tuvo que emplearse la luz artificial. Kike, que finalmente fue convocado, se presentó veinte minutos después del comienzo, tras acabar su jornada laboral. 


El CDBecerril sigue en Regional a nivel estadístico, que no real, al no haber sumado punto alguno en las ya cuatro jornadas disputadas (tres en su caso). Y el problema no es de actitud, sino de niveles diferentes. El calendario le ha sido traicionero, midiéndose a en este inicio a tres de los claros aspirantes al play-off. Y aunque esté siendo competitivo en muchas fases de los encuentros, aunque ponga todo lo que tiene, llega el baño de realidad. Y la realidad es que este tipo de equipos, como es el Numancia B, está muy por encima de los morados en estos momentos.
El caso es que el Becerril comenzó bien, tocando con cierto criterio el esférico y siendo mejor que el filial soriano, donde jugaban dos palentinos, el capitánJuan Ignacio Pajín Silva y el delantero Adrián Herrera.
 Carlos, a la salida de un saque de esquina, pudo adelantar a los locales, pero la más clara la tuvo en sus botas Melero, que se presentó ante el guardameta soriano, que achicó portería y rechazó su disparo. Del posible 1-0 se pasó al 0-1 en cinco minutos. Y tuvo que ser un palentino, el cerrateño Adrián Herrera, el que marcarse el primer tanto del partido. Su típico gol, cerca del área pequeña, haciéndose hueco entre los centrales, estando en el momento justo, en el lugar adecuado. Su gol fue un jarro de agua fría en el conjunto terracampino. Y más cuando cinco minutos más tarde llegaba el segundo del cuadro numantino. El partido era ya de los visitantes, jugando con criterio, dominando la pelota y haciendo mucho daño en sus llegadas al marco rival. Pudo haber un tercer gol soriano en el remate del lateral palentino Silva, con un Becerril muy tocado.
La segunda parte, en penumbra y con el viento a favor, comenzaba con una presión alta de los locales, metiendo en su campo al Numancia B, que se echó unos metros atrás y buscaba la sentencia a la contra, merced a sus rápidos y talentosos jugadores. El Bece, a base de corazón, jugaba más en campo rival, pero llegó el tercero, tras desviar Varo el disparo de Ali Radjel. Efectividad máxima del filial soriano, eso es lo que distingue a los grandes equipos.
David formó una pena máxima en la recta final que aprovechó Diestro. Quedaba poco tiempo para la reacción, aunque lo siguiese intentando el Becerril. De hecho, Melero, en una falta lateral que se envenenó con el bote, pudo lograr poco después el segundo de los locales, pero fue el Numancia B el que pegó de nuevo por última vez.  El domingo toca otro hueso, posiblemente el más duro, el Zamora.Luego empieza la verdadera liga del Becerril ante los suyos, ante los humanos. Estos son de otra liga.