scorecardresearch

Las empresas 'pasan' de los contratos del Ayuntamiento

Carlos H. Sanz
-

Ni la reforma de los centros sociales, ni la ampliación de Miguel de Unamuno ni la rehabilitación de la casa consistorial resultan atractivas para las firmas

Las empresas 'pasan' de los contratos del Ayuntamiento - Foto: Óscar Navarro

El Ayuntamiento no atraviesa la mejor de sus rachas en lo que a la adjudicación de proyectos se refiere. Cinco de las últimas licitaciones que ha lanzado el Consistorio, tres de gran calado, han quedado desiertas por falta de empresas interesadas en llevar a cabo las obras o en prestar los servicios ofrecidos.

El último de todos ellos ha sido el contrato de suministro mediante arrendamiento sin opción de compra de dos vehículos para el servicio de la Policía Local. Recientemente, DP avanzaba que el Ayuntamiento iba a recurrir por primera vez al sistema denominado como renting. El Consistorio ofrecía un precio máximo de 1.875,11 euros al mes durante los próximos cuatro años por esos dos vehículos pero ninguna empresa se ha interesado por esta oferta.

Esa falta de interés también se ha dejado notar en uno de los proyectos estrella del mandato, la ampliación del centro social Miguel de Unamuno. El pasado 2 de agosto terminó el plazo de presentación de ofertas para aquellas constructoras intresadas en recibir 836.000 euros por hacer realidad el proyecto del arquitecto palentino César Carlón en el que se plantea una ambiciosa reforma de los 1.274,48€metros cuadrados del edificio existente, además de la construcción de uno nuevo.

No está teniendo suerte el Ayuntamiento porque también se ha visto obligado a declarar desierto el concurso para adjudicar las obras de rehabilitación de los centros municipales. En este caso, sí que se presentó una empresa para materializar una inversión de 900.000 euros en cuestiones comunes a todos los CEAS, como la conexión a una red wifi y la mejora de la señalización o la identidad, y también a acabar con los problemas que arrastran estos inmuebles municipales como son las humedades, la falta de accesibilidad o la nula eficiencia energética. El problema fue que uno de los documentos que tenía que presentar estaba incompleto.

Desierto ha quedado también otro gran proyecto del mandato, la rehabilitación y mejora de la envolvente térmica de la casa consistorial, valorado en 775.000 euros. El 26 de junio, cuando acabó el plazo de presentación de ofertas, nadie se había interesado por llevarlo a cabo.

También hubo un licitador que no cumplía las condiciones del contrato en la licitación para la compra de una vivienda para destinarla a cadas de acogida para fines sociales. En este caso, no es la primera vez que este concurso queda desierto.

La falta de interés entre las empresas por llevar a cabo los proyectos que plantea el Ayuntamiento genera, sobre todo, retrasos a la hora de materializarlos. El equipo de Gobierno no tendrá más remedio que volver a lanzar los procesos de adjudicación con ofertas más atractivas. En algunos casos, como la rehabilitación de los centros sociales, la solución pasará por trocearlo en lotes que permitan a firmas más pequeñas entrar en el juego.