scorecardresearch

Los diez lugares de Pablo Mena: Recuerdos con Amigos

César Ceinos
-

Este palentino de 26 años destaca puntos que le evocan grandes momentos

Pablo Mena - Foto: DP

AFICIONES: Disfrutar del deporte y de la compañía de sus amigos y familia.

TRAYECTORIA: Estudió en el Colegio Marista palentino y, posteriormente, cursó el grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en la Universidad Europea Miguel de Cervantes y dos másteres, el de Educación en el mismo lugar y el de Dirección y Gestión de Centros Educativos en la Francisco de Vitoria. Se incorporó esta temporada al Zunder Palencia.

Los diez lugares de Pablo Mena, preparador físico del Zunder Palencia

1. Avión de Antigüedad.  «No podía empezar el listado de mis diez lugares de la provincia sin nombrar uno de mis pueblos, Antigüedad. Aunque en tierras palentinas no hay aeropuerto, aquí podemos encontrar un avión de combate F4 Phantom 2 cedido por el Ejército del Aire. Desde donde está colocado se puede contemplar la localidad y lugares como la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es bastante original».

2. Bodegas de Villahán. «Villahán es mi otro pueblo. En el Cerrato Palentino existe una gran tradición vinatera desde la recolección de la uva en la vendimia hasta la degustación del vino. En mi familia es típico ir a vendimiar. Después llevamos el vino a la bodega y lo almacenamos. Cada uno de estos espacios tiene su merendero o cancel, que es donde me junto con todos mis familiares. Todas las familias de la localidad, cada una en su bodega, nos reunimos para cenar, cada cual con su vino».

3. Canal de Castilla.  «Este lugar es bastante importante desde el confinamiento domiciliario provocado por la pandemia de coronavirus. La zona de la dársena de Palencia fue mi lugar de paseo, de ver naturaleza e, incluso, de retiro espiritual. Recuerdo que cuando pudimos salir de casa iba allí con mi familia y fue el lugar donde vi a caras conocidas después de estar encerrado. Sigo yendo a pasear por este punto de la ciudad y me gusta observar los contrastes de la naturaleza en cada estación del año. En enero y febrero, los árboles con escarcha; en marzo y abril, las flores; en mayo y julio, el canal lleno de pelusas…».

4. Montaña Palentina.  «Cuando tengo tiempo libre me gusta ir a la montaña. Es un lugar de desconexión en la naturaleza al que suelo ir con mis amigos, aunque antes también iba con mi familia. Destaco la cascada de Mazobre y la Senda del Pozo de las Lomas».

5. Monte el Viejo. «El mirador de la Casa Pequeña es, para mí, un lugar perfecto para contemplar la ciudad, sobre todo durante las noches de verano. Normalmente, con mis amigos, cojo algo de comer y de beber y subimos al monte para disfrutar de las vistas y del entorno natural».

6. Parque de la Huerta de Guadián.  «Cito dos parques de Palencia porque cabe destacar que es una de las ciudades con más zonas verdes de España. Al de la Huerta de Guadián era donde más iba con mis padres y mis abuelos. En su interior alberga la ermita románica de San Juan Bautista y es un lugar en el que se organizan muchas actividades, como exposiciones y festivales. Además, en Navidad colocan luces muy bonitas y en verano hay conciertos, actuaciones de dj y food trucks. Me viene a la mente que cuando era pequeño había pavos reales».

7. Parque de Isla Dos Aguas.  «Es un lugar en el que me reúno con mis amistades en verano. Allí pasamos las tardes jugando al baloncesto o tomando algo en el bar. Hemos ido toda la vida a este parque».

8. Centro Cultural Lecrác.  «Los tres últimos lugares son los más destacados. Este espacio es importante para mí desde los últimos años por el tiempo que he pasado en él. Ahora por trabajo ya no puedo ir, pero el año pasado, por las tardes, iba con algún amigo a estudiar y hacer trabajos en sus salas. Allí me juntaba también con otros compañeros de clase y recuerdo que estaba leyendo y escribiendo hasta que me echaban porque cerraban. En los descansos me gustaba ver las exposiciones que acoge en su interior y merendar algo para recargar pilas y seguir con el estudio».

9. Colegio Marista de Palencia.  «Es el lugar donde estudié desde la Educación Primaria hasta el Bachillerato y donde me formé académicamente y como persona. En este centro conocí a muchos de mis amigos y descubrí la que es ahora mi pasión, el baloncesto. En su pabellón empecé a jugar a este deporte en el Club Deportivo Maristas y, posteriormente, fui entrenador del club».

10. Pabellón municipal.   «Desde que era jugador de la cantera he ido a ver jugar al Palencia Baloncesto, primero en LEB Plata. También estuve en el ascenso a LEB Oro, en las victorias de las Copas Princesa y en el ascenso a ACB. Ahora tengo la suerte de que estoy día a día trabajando con el Zunder Palencia y viendo cómo en cada partido la afición palentina está llenando el pabellón para animar al equipo. Creo que esto es fruto de que esta temporada hay ilusión en la ciudad porque se está haciendo un buen trabajo»