Se vende banco

A. Benito
-

En los años 90 había en la provincia 103 sucursales. Según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Banca, en 2018 quedaban solo 48. Muchos de los cierres se han producido en la capital y en varios pueblos ha desaparecido el servicio

Se vende banco - Foto: Óscar Navarro

Se vende o se alquila. Eso es lo que reza en los carteles que cuelgan de los escaparates tras los que, hasta hace no mucho, se encontraban las numerosas oficinas bancarias que con la reestructuración del sector acabaron por desaparecer. En la provincia, según los últimos datos publicados por la Sociedad Española de Banca, se ha pasado de las 103 sucursales existentes en los años 90 a las 48 de 2018, menos de la mitad. 


Tanto en la capital como en los núcleos rurales, los vecinos son testigos de un declive que esconde la pérdida de cientos de puestos de trabajo y que, sin duda, repercute en el cliente. No obstante, y en comparación con el resto de provincias castellanas y leonesas, Palencia mantiene una de las mejores ratios de habitantes por cada oficina bancaria abierta. Y es que, mientras la media del conjunto de la Comunidad se mantiene en los 4.148, en la provincia la cantidad se concreta en 3.376, por delante de León (3.155) y por detrás de Soria (3.544). En Ávila son 4.662; en Burgos, 4.891; en Salamanca, 4.420 y en Segovia 4.381. Valladolid arroja una ratio de 4.192 habitantes por oficina y Zamora de 4.718.


Cualquier palentino sabe que pasear por la calle Mayor es hacerlo por una vía comercial y de servicios, otrora plagada de vida y actividad, y en la actualidad marcada por el cierre de locales y llena de valientes que resisten el envite de las nuevas formas de consumo. 

Se vende bancoSe vende banco - Foto: Óscar Navarro


Las todopoderosas entidades bancarias siempre eligen los mejores sitios para ubicar sus sucursales, de ahí que varios de los establecimientos que han contribuido a proyectar esa imagen lánguida del principal bulevar palentino  hayan sido las que pertenecían a este tipo de empresas.


Salvando las diferencias, la imagen no es muy distinta en los pueblos. De hecho, en la región el 79,1 por ciento de los municipios no dispone de banco, según recoge un estudio realizado por el sindicato FINE. Entre las razones que esgrimen los bancos para justificar las medidas llevadas a cabo en los últimos años, estos aluden a una «galopante digitalización» que está llevando a los usuarios a gestionar desde casa sus cuentas sin necesidad de pisar la oficina. 


Sin embargo, sindicatos como Comisiones Obreras apuntan a una tendencia a la reducción de las plantillas más antiguas, «que suponen mayores costes y que permiten contratar personal joven y con formación más actual, aunque en menor cantidad y con sueldos más bajos».

Se vende bancoSe vende banco - Foto: Óscar Navarro


Sea por lo que fuere, el informe de la Sociedad Española de la Banca con datos al cierre de 2018, recoge la existencia de 598 oficinas bancarias repartidas por las diferentes provincias de Castilla y León, una cifra que supone un descenso del  6,1 por ciento con respecto al año anterior, momento en el que había 637, y que se verá aún más reducido cuando se den a conocer los resultados del pasado año 2019.


Según ese mismo estudio, León es la provincia de la Comunidad donde se concentra un mayor número de entidades bancarias, 147, seguida de Valladolid, con 124. En el primer caso se cerraron en 2018 ocho oficinas y seis en la capital vallisoletana. En Salamanca suman 75, siete menos; son 73 en Burgos, con el cierre de cuatro oficinas desde 2017; en Palencia son 48, tres menos; 37 en Zamora y 35 en Segovia, con tres menos, respectivamente; 34 en Ávila, que perdió dos, y se contabilizan 25 en Soria, tres menos.


DÉCADA NEGRA. Desde el año 2008, han desaparecido en España 19.899 oficinas bancarias -cajas de ahorros y entidades financieras de crédito incluidas-, lo que ha supuesto una reducción del parque de sucursales del 43,2 por ciento, según los datos del Banco de España. En 2008, el año en que se inició la crisis, el número de oficinas alcanzó su máximo histórico de 46.065, pero no ha habido cambios significativos entre cómo estaba la situación por provincias en aquel momento y diez años después.

Se vende bancoSe vende banco - Foto: Óscar Navarro


Dicho de otro modo, las diez provincias con menor población coinciden, casi con exactitud, con las que menos oficinas bancarias tienen abiertas. Solo Lugo y Albacete han salido del ranking para dejar sitio a Huesca y Orense. El resto, Soria, Segovia, Ávila, Palencia, Teruel, Cuenca, Zamora y Guadalajara, siguen ocupando los últimos lugares por número de oficinas. También están en el top ten de las provincias con menos habitantes.


Pero hay que tener en cuenta que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de enero pasado, la suma de los habitantes de las diez provincias menos pobladas de España equivale a la población total de la provincia de Alicante (1,85 millones), una cifra tres veces inferior a la de Barcelona y 3,5 veces menor a la de Madrid. 


Las cerca de 20.000 oficinas cerradas en España desde el inicio de la crisis han sido la consecuencia de la fortísima concentración bancaria vivida en los últimos veinte años, que ha reducido el número de entidades financieras de más de un centenar a sólo una docena, con la desaparición casi total de las cajas de ahorros y sus marcas. Estas han sido tradicionalmente las más vinculadas a las provincias al no poder extender su negocio durante muchos años más allá de esos límites.

Se vende bancoSe vende banco - Foto: Óscar Navarro


Eso explicaría parte de la desbancarización de algunas zonas del territorio nacional. El resto responde a la búsqueda de mayor eficiencia y al cambio en la forma de relacionarse de las generaciones más jóvenes con las entidades bancarias, más basada en el ordenador y el teléfono móvil que en la oficina.


POBLACIÓN AFECTADA. La imagen de bancos cerrados es especialmente llamativa en Palencia capital. Sin embargo, quienes más están sufriendo el proceso de reestructuración son los vecinos de la España Vaciada. El Banco de España, no obstante, niega en diversos documentos la existencia de riesgo de exclusión financiera, ya que, asegura, «los municipios donde ya no hay una oficina cuentan con muy poca población y las entidades suplen la atención con los servicios digitales». La entidad aporta, además, un dato: el 2,8 por ciento de los habitantes no dispone en su localidad de una oficina financiera.


Lo que, probablemente, no tiene en cuenta el máximo organismo financiero de este país es que la mayoría de las personas que vive en los pueblos tiene una edad que difícilmente le permite hacer uso de esas herramientas digitales a las que se hace referencia. Seguramente, tampoco sea consciente de la pésima calidad de la conexión a Internet que presentan este tipo de municipios. 

Se vende bancoSe vende banco - Foto: Óscar Navarro


Se vende o se alquila. Eso es lo que reza en los carteles que cuelgan de los escaparates tras los que, hasta hace no mucho, se encontraban las numerosas oficinas de Palencia que con la reestructuración bancaria acabaron por desaparecer, y eso es lo que acabará poniendo a la entrada de algunas localidades si sigen desapareciendo servicios.

Se vende banco
Se vende banco - Foto: Óscar Navarro