scorecardresearch
Editorial

Las expectativas de Las Edades del Hombre se cumplieron

-

Un destino más conocido y unos templos restaurados, entre los beneficios

Hoy entrarán los últimos visitantes de Ecce Mater Tua en los templos carrioneses de Santa María y Santiago y en los de La Peregrina y San Tirso, de Sahagún (León). Culmina, así, la prolongación de la exposición de Las Edades del Hombre, Lux, que constituyó un verdadero éxito de público en 2021 compartiendo las sedes citadas y la catedral de Burgos. Esta especie de prórroga, centrada en la figura de la Virgen María, se ha circunscrito a las iglesias de Carrión y Sahagún y también puede calificarse de exitosa. 

En la localidad palentina calculan unos treinta mil visitantes este 2022, una cifra que ha cumplido las expectativas tanto de las autoridades locales como de los comerciantes y hosteleros. Un acierto prolongar el tiempo de una muestra de gran calidad, que ha gustado a cuantos la han visto, tanto por las obras expuestas, como por el entorno en el que se encuentran, y que ha subrayado el nombre de la ciudad jacobea en el mapa. Y no es que Carrión de los Condes necesite demasiada publicidad, puesto que es bien conocida por los amantes del patrimonio histórico-artístico, del que puede presumir, como por los peregrinos del Camino de Santiago que transitan por ella cada año. Pero, parece evidente que  un estímulo añadido siempre viene bien y Las Edades del Hombre han servido para que muchos descubrieran la localidad y admiraran lo que encierra y para que otros muchos la redescubrieran con esa excusa perfecta. 

Así las cosas, tanto el regidor como el presidente de los comerciantes cierran este período satisfechos del resultado, tanto por lo que ha supuesto de promoción turística como por la repercusión económica en que se ha traducido la llegada de los visitantes. Se puede afirmar, tras esas valoraciones, que las exposiciones de arte sacro, si están bien organizadas y promocionadas, siguen teniendo tirón. Quizá no tanto, en el caso de Las Edades del Hombre, como cuando hay una sede única que centraliza las llegadas y los beneficios, pero sí lo suficiente como para exhibir el mejor patrimonio de las localidades que visita, el de su entorno y el del resto de Castilla y León y atraer, de esa forma, a los foráneos. Sirven, incluso, para que los propios paisanos vuelvan la mirada a sus templos y sus imágenes, en no pocas ocasiones olvidadas. Y además estos se benefician de las restauraciones y las mejoras necesarias para las exposiciones, que permanecen una vez que estas terminan.

En el caso de Carrión, la organización también hace un balance positivo de Ecce Mater Tua, tanto por el número de visitantes, como por la buena aceptación que ha tenido y por los empleos creados.

Será difícil que se repita un evento tan atractivo como este, pero seguro que Carrión figura ya como posible destino de turismo cultural para unos cuantos. Y eso es algo que no tiene precio y que toca aprovechar al máximo.