scorecardresearch

Entrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en Herrera

J.B.I.
-

La cabecera comarcal del Boedo-Ojeda acoge durante tres días con mucho público recreaciones históricas, talleres de época, desfiles y juegos heredados del antiguo imperio romano

Entrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en Herrera - Foto: DP

Con temperaturas altas climatológicamente hablando, pero también con mucho calor y color humano por las calles de Herrera de Pisuerga. Así permanecen desde el viernes y hasta hoy la antigua Pisoraca reviviendo con numerosas actividades el pasado romano, muy bien representado con un atractivo mercado, varios talleres y los desfiles encabezados por los soldados de la imponente Legio IIII Macedónica con sus estandartes, uniformes y lanzas.

«Todo se celebra sin incidencias y los talleres han contado con mucha participación y funcionan muy bien. También ha venido una asociación vaccea de Cabezón de Pisuerga (Valladolid) con 37 personas en el desfile, junto a la gente de Herrera con vestimenta romana, y el acompañamiento de los arqueros de la asociación aguilarense Aguilarco», explica a DP Julio García, responsable de la oficina de turismo de Herrera.

La cabecera comarcal del Boedo-Ojeda acoge durante tres días con mucho público recreaciones históricas, talleres de época, desfiles de soldados y juegos heredados del antiguo imperio romano.

Entrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en HerreraEntrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en Herrera - Foto: DPEl Mercado Romano comenzó en el año 2002 cuando Herrera de Pisuerga conmemoró el primer centenario de la Concesión de Título de Ciudad otorgado por la Reina Regente María Cristina de Habsburgo, el 29 de abril de 1902, a través de la promulgación de un Real Decreto. Transcurridas ya dos décadas desde entonces, este evento vuelve con más fuerza que nunca, para recrear el pasado histórico legionario y romano de Pisoraca, actual Herrera, que fue declarada en 1993 como zona arqueológica.

hitos arqueológicos. El Ayuntamiento quiere potenciar los hitos arqueológicos que individualizan y caracterizan a la localidad: su Tessera Hospitalis, la Legio IIII Macedónica con su alfarero Lucius Terentius, su taller de hueso y su cuerpo de caballería, de época altoimperial, además de la Necrópolis Visigoda excavada en 1931. 

Estos tres elementos vertebran los actos durante este fin de semana en tres ubicaciones: la plaza Mayor, la plaza de toros y el Aula de Arqueología. La mañana de ayer comenzó con las entregas de la Tessera de Hospitalidad por el grupo de recreación histórica de la Legio IIII Macedónica y el sello del alfarero Lucius Terentius al Ayuntamiento. Como complemento, la corporación municipal entregó también este sello al arqueólogo Cesáreo Pérez, en reconocimiento a su larga trayectoria arqueológica en el municipio y sus pedanías.

Entrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en HerreraEntrada triunfal de la Legio IIII Macedónica en Herrera - Foto: DPTodos estos actos festivos que reúnen a cientos de herrerenses. emigrantes que regresan en verano y visitantes se complementarán con desfiles del grupo de recreación de la Legio IIII por el casco histórico y demostraciones militares en la plaza de toros. También hay numerosos talleres en la plaza Mayor (cerámica, hueso, metalistería, textil, cantería, peluquería, venta de esclavos...), junto a juegos de pelota y un total de 40 puestos de mercaderes.

Asimismo, los visitantes pueden disfrutar en el edificio del Ayuntamiento con una exposición de clicks de Playmobil con representaciones figuradas de cerámicas del Museo de Palencia, aparecidas en excavaciones arqueológicas en Herrera. También se puede conocer en el Aula de Arqueología un nuevo taller con la excavación en una cata de tres tumbas con sus ajuares y esqueletos recreados: una de incineración, otra tardorromana y una última de la época visigoda. Como complemento a la actividad se procede a la entrega de diplomas acreditativos de arqueólogos a todos los participantes. 

Este espacio expositivo del Aula de Arqueología se ha dotado, recientemente, de una reproducción de la Tesser Hospitalis a escala del animal representado (cerdo/jabalí) que ha sido realizada en acero para embellecer y realzar más su pasado romano.