scorecardresearch

El Gobierno islandés amplía su mayoría absoluta

EFE
-

La coalición actual gana las elecciones legislativas y, por primera vez en la historia, habrá más mujeres que hombres en el Parlamento

La primera ministra de Islandia, Katrin Jakobsdottir. - Foto: Ole Berg Rusten/NTB Scanpix/dpa Archivo

La coalición de Gobierno en Islandia amplió su mayoría absoluta tras las elecciones de este sábado, aunque la caída del Movimiento de Izquierda Verde de la primera ministra, Katrin Jakobsdottir, abre dudas sobre su futuro.

La constelación formada por los rojiverdes, el conservador Partido de la Independencia y el Partido Progresista (centro) logró el 54,3%, un punto y medio más, y 37 diputados, dos más que en 2017, en un Parlamento con 63 escaños, escrutado el 100% de los votos, informó hoy la Autoridad Electoral.

Por primera vez en la historia, habrá más mujeres que hombres en el Parlamento islandés, ya que 33 mujeres y 30 hombres han obtenido representación.

Las encuestas previas apuntaban a que la coalición en el poder no alcanzaría la mayoría absoluta.

La subida se apoyó en el crecimiento del Partido del Progreso, que ganó casi siete puntos y cinco mandatos y se convirtió en segunda fuerza con el 17,3% y 13 diputados, detrás de los conservadores, tradicionales dominadores en Islandia y que con el 24,4% retrocedieron ligeramente, aunque mantuvieron sus 16 escaños.

El Movimiento de Izquierda Verde no solo bajó 4,3 puntos, también perdió tres de sus 11 escaños y su continuidad en el Gobierno plantea dudas, ya que la coalición inédita, con partidos ideológicamente alejados, que ha gobernado desde 2017 surgió por el complicado panorama postelectoral de hace cuatro años.

Los conservadores de Bjarni Benediktsson, actual ministro de Finanzas, podrían gobernar con los "progresistas", sus aliados históricos, y alguna otra formación del centroderecha.

La Alianza Socialdemócrata se mantiene como cuarta fuerza pese a caer 2,2 puntos hasta el 9,9% y pierde un mandato para quedarse con seis, los mismos que logran el antiinmigración Partido del Pueblo, que sube casi dos puntos (8,8%) y gana dos diputados; y el Partido Pirata, que retrocede medio punto (8,6%) y cede uno.

El Partido Reformista aumentó su apoyo en porcentaje de votos y escaños hasta el 8,3% (1,6 más) y cinco, uno más.

El Partido Centrista fue el que más apoyo perdió, con una caída de 5,5 puntos y cuatro mandatos para acabar con 3.

El Partido Socialista se quedó sin representación al obtener el 4,1% y no alcanzar la barrera mínima del 5%.