Búsqueda del feto en el CTR y la madre en la Comisaría

ALBERTO ABASCAL
-

Desde octubre de 2018 se han producido tres nacimientos malogrados de estas características

Búsqueda del feto en el CTR y la madre en la Comisaría - Foto: Óscar Navarro

Una mujer, de nacionalidad extranjera y 26 años de edad, detenida en calidad de investigada por la Policía Nacional por abortar y supuestamente por haberse deshecho después del feto, recibió hoy el alta en el hospital Río Carrión de Palencia, donde permanecía ingresada, y fue trasladada a los calabozos de la Comisaría de la avenida de Simón Nieto, donde en las próximas horas será interrogada antes de pasar a disposición judicial, que como fecha límite es a las 13 horas del miércoles, según confirmaron a Diario Palentino fuentes de la investigación.
Precisamente fueron profesionales del centro sanitario, al que acudió la mujer el sábado por la tarde, los que detectaron que había dado a luz recientemente, aunque por el momento se desconoce tanto los meses de gestación como el día de nacimiento, puesto que, al parecer, no hay registros oficiales del embarazo.
La mujer manifestó en esos momentos que su hijo había nacido muerto y lo había arrojado a un contenedor de basura. Desde entonces la Policía Nacional, que la arrestó al día siguiente como supuesta responsable de un aborto, está investigando la veracidad de estos hechos, si el aborto fue espontáneo o provocado, si realmente arrojó al feto a la basura y si hay más personas implicadas en este suceso, según fuentes policiales que, por otro lado, trabaja con otras hipótesis de trabajo sin descartar absolutamente ninguna. De hecho, llama poderosamente la atención que se hayan producido en Palencia tres casos de nacimientos prematuros desde octubre de 2018 con algunas características muy similares en los tres, aunque en el caso de la semana pasada se pudo confirmar que los padres decidieron arrojarlo al río Carrión a su paso por Husillos, por lo que se encuentran en prisión por orden judicial.
Búsqueda del feto en el CTR  y la madre en la ComisaríaBúsqueda del feto en el CTR y la madre en la Comisaría - Foto: Óscar NavarroEntretanto, en la mañana de ayer agentes de la Policía Judicial, en colaboración con la Unidad Canina de la Policía y operarios del Centro de Tratamiento de Residuos de Palencia, iniciaron las labores de búsqueda en el vertedero, ayudados por perros de rastreo, concretamente Dona y Benji, un braco y un pastor alemán, que trabajaron sobre el terreno desde las 11 y 13 horas bajo la supervisión del comisario Francisco González Pescador.
Según explicó Juan Carlos Calvo Bellota, adscrito al Consorcio Provincial de Residuos, lo primero que se llevó a cabo fue acotar la zona donde se había dejado el residuo que corresponde con la fecha en la que presuntamente la mujer arrojó el feto a la basura, hace un par de semanas.

En concreto se buscó entre más de 2.000 toneladas de basura amontonadas en dos zonas perfectamente identificadas en el vaso de rechazo, una de unos mil metros cuadrados con un espesor de un metro y otra de 800 metros cuadrados con un espesor de dos metros, explicó. En total, se inspeccionó un terreno en el que existen 2.400 metros cúbicos de residuos, sin éxito.
 «Es una cantidad muy elevada de residuos para buscar algo tan pequeño que además es de origen orgánico», comentó, a la vez que aseguró que esto complica el éxito la búsqueda ya que en el manejo de la basura se emplea maquinaria pesada que puede deteriorar los depósitos. A partir de hoy podría llevarse a cabo, con maquinaria más especializada, un cribado, una operación que es mucho más «ardua y complicada» con el objetivo de «descompactar» el material para que el rastreo sea mucho más efectivo.
Por otra parte, la investigación oficial está en manos del juzgado de instrucción número 1, que ha decretado el secreto sumarial de las diligencias,  por lo que el hermetismo es total.

 

Dos familias marcadas «sin tener culpa alguna»

 

«Tristemente empezamos una semana en la que Palencia vuelve a ser noticia. Tras el trágico suceso por el bebé aparecido en el río Carrión a su paso por Husillos somos testigos de otro nuevo». Así comenzaba la nota oficial remitida ayer por el Ayuntamiento de Husillos tras conocerse este segundo caso en una semana.
Desde el Ayuntamiento de Husillos, quisieron aprovechar la ocasión para expresar su agradecimiento a quienes colaboraron en el esclarecimiento «de tan terrible suceso y a los medios de comunicación que han tratado con sensibilidad el caso».
Asimismo, reitera el Ayuntamiento que no se puede olvidar a las otras víctimas: «Dos familias que se han visto marcadas sin tener culpa alguna. Personas hacia las que expresamos nuestro cariño, respeto y apoyo y que serán acogidas en nuestro pueblo con normalidad absoluta». «Por ello lo que pretendemos es que, como sociedad, hagamos algo para que esto no vuelva a suceder», apunta el Ayuntamiento.