scorecardresearch

Juventud en los libros, divino tesoro

Pablo Caminero
-

Las novelas históricas y de intriga encabezan las preferencias lectoras,en una lista a la que se unen los clásicos ilustrados y el manga. Las historias románticas y fantásticas se abren paso entre los jóvenes

Juventud en los libros, divino tesoro - Foto: Juan Mellado

El verano se caracteriza por ser un período «flojo» para las librerías «porque la gente se va de vacaciones». «No suele haber mucho movimiento en esta época y este año, por lo general, no ha sido una excepción» confirma Maribel Iglesias, de librería Iglesias y presidenta de la Asociación de Libreros y Editores de Palencia. Sin embargo, la exposición Renacer abierta en la catedral palentina ha sido un reclamo turístico para la capital. Tanto es así, que las librerías también lo han notado. «Hemos percibido mayor afluencia de visitantes por el VII Centenario de la seo», explica la presidenta. Así, se han servido de ese empujoncito a lo largo de estos meses.

Frente a la temporada estival que no muy potente, Navidad y el comienzo del curso escolar en septiembre constituyen «un subidón». Al contrario de lo que pudiera parecer, los padres suelen reservar los libros con mucha antelación y «el mismo 23 de junio, que dan las notas y las listas de los contenidos, tenemos clientes que vienen a reservar sus libros de texto». Este año han cambiado los contenidos de los cursos impares de primaria, al implantarse la Lomloe, y «los libros se terminaron de hacer poco antes de que comenzara el curso, pero llegaron a tiempo sin problemas», explica Maribel Iglesias. 

Navidad, por su parte, es otro de los momentos clave para las letras. Lo habitual es entrar y pedir consejo al librero, sobre todo cuando se trata de hacer un regalo. Sin embargo, «cada vez es más común que la gente venga y se pierda mirando libros durante largo rato». Aun así, da igual la época del año para fidelizar al lector, pues «no voy a aconsejar un libro que ni a mí me guste, la gente vuelve si le divierte lo que le has recomendado», argumenta.

Juventud en los libros, divino tesoroJuventud en los libros, divino tesoro - Foto: Sara Muniosgureniniciación. Por otro lado, destaca que la juventud está viviendo un momento de aproximación a la lectura a través de las temáticas romántica y fantástica. «Antes, los jóvenes de 14, 15 y 16 años no leían. Ahora hay un boom de autoras de novela fantástica y romántica, que es lo que de verdad está funcionando», afirma la experta en libros. 

Entre las autoras de fantasía más destacadas están Jennifer L. Armentrout, Sarah J. Maas o Shelby Mahurin. En cuanto a las historias de amor, las más leídas actualmente son las de Alice Kerer, Joana Marcús, Alice Oseman o Andrea Longarela. «Es bueno que los jóvenes tengan como afición la lectura, pues es necesario también un relevo generacional en este ámbito».

Las redes sociales, por su parte, también sirven como promoción de libros. «Los clientes saben cuándo sale un libro porque siguen a los autores en Internet». Sin embargo, la librería Iglesias no está tan inmersa en estas nuevas formas de comunicación. «Somos un comercio clásico y no utilizamos mucho las redes porque, al final, no nos da tiempo a actualizarlas. En cambio, lo que sí tenemos es un acuerdo con las editoriales para que nos envíen todos los libros el primer día que salgan. Los lectores ya saben que si ven que se publica una novela la pueden adquirir aquí al mismo tiempo que en Madrid», destaca.

nuevos géneros. Si bien las novelas históricas y las negras o de intriga siguen marcando las preferencias entre los lectores más veteranos, la novela ilustrada es un género que se abre paso y va cobrando cierta importancia. «Ahora los clásicos están de moda en versiones ilustradas. Hay muy buenas ilustradoras y se las rifan en las editoriales por la alta demanda que hay últimamente». 

Juventud en los libros, divino tesoroJuventud en los libros, divino tesoro - Foto: Oscar NavarroAsí, la librera afirma que este tipo de publicaciones también tuvo una alta representación en la reciente Feria del Libro. Junto a ellos, estuvieron los cómic Manga, «un mundo de lectura que está en auge y que es muy amplio». «Aunque tengamos muchos en la librería, siempre hay alguno que se nos escapa», apostilla.

Aun así, la literatura clásica sigue teniendo su público y goza de una demanda importante. «Quienes  leen mucho prefieren los clásicos antes que las últimas novedades porque muchas de estas  les parecen una tontería y no las quieren», remarca.

La feria es un momento en el que los lectores salen a la calle para aprovecharse del 10% de descuento habitual. «Se nota sobre todo a la hora de vender las ediciones especiales. Al final, el cliente decide comprar porque son tomos que valen 80 euros en la librería y la rebaja anima a acercarse a la caseta».

Con todo ello, el libro digital, que llegó hace ya unos años, parecía que podía desbancar a las versiones en papel. Sin embargo, «solo se notó los primeros meses, cuando salió al mercado. Se puso de moda regalar las historias en digital y el público se olvidó de las versiones físicas. Sin embargo, solo duró unos meses porque a quien le gusta leer de verdad lo hace en papel», remata la presidenta de la asociación de libreros. 

La vuelta a la rutina invita a los lectores a recuperar sus hábitos para disfrutar y evadirse, aunque sea momentáneamente, de la realidad del día a día. Los villanos, príncipes, detectives, dragones o asesinos en serie siempre están preparados para servir a sus lectores.