scorecardresearch

Sello palentino en la capa de Cristina Pedroche

Rubén Abad
-

La diseñadora Raquel Buj firma el modelo que lució la presentadora televisiva en la retransmisión de las campanadas de Nochevieja desde la madrileña Puerta del Sol ante 7 millones de espectadores en 'Antena 3'

Sello palentino en la capa de Cristina Pedroche

El vestuario que luce Cristina Pedroche en la retransmisión de las campanadas de Nochevieja para Antena 3 desde la madrileña Puerta del Sol se ha convertido en los últimos siete años en debate nacional en forma de tuits, memes y mensajes de todo tipo en unas redes sociales que convierten a la vallecana en trending topic desde que en 2015 acompañara por vez primera a los españoles en el camino hacia el nuevo año.


Un vestuario de altos vuelos que este año, coincidiendo con el sorpaso de la cadena privada a Televisión Española con una estratosférica audiencia que superó los siete millones de espectadores, tuvo un marcado acento palentino. Yes que la capa que lució Pedroche es obra de la diseñadora palentina Raquel Buj, que  afrontó con este encargo uno de los grandes retos de su prometedora carrera entre pasarelas y alfileres.


En concreto, Buj Studio se encargó de realizar la capa alada, una pieza que cuenta con más de 580 horas de trabajo entre diseño y confección. Un diseño que se funde con el vestido (pieza de museo) de Manuel Piña de la colección privavera-verano de 1991 y los complementos -casco y zapatos- de Manuel Albarrán.  El resultado es un diálogo sobre la metamorfosis y el proceso misterioso  de transformación que llevan a cabo muchos insectos y otros seres vivos que buscan al cambiar de piel un nuevo renacer. «Estoy emocionada con el vestido y los increíbles trabajos de Buj Studio y Manuel Albarrán», señala Pedroche.

Sello palentino en la capa de Cristina PedrocheSello palentino en la capa de Cristina Pedroche


Junto a la madrileña estuvo en aquella noche especial Buj, que vio materializado así un encargo en el que comenzó a trabajar en el pasado mes de septiembre, cuando Josie llamó a la puerta de su estudio y comenzó a fluir la magia propia de grandes artistas como esta palentina especializada en moda experimental que enfoca sus diseños desde un punto de vista arquitectónico.


La capa es un diseño digital de la geometría inspirado en las alas de las mariposas y libélulas. Un proceso de trabajo manual que, a través de aplicar con una pistola calor al material PETG, se han ido obteniendo los diferentes volúmenes de la pieza. Además, cuenta con un trabajo de impresión en 3D con pen sobre los distintos materiales y como elemento estructural independiente.


Así, se ha llevado a cabo un proceso de reciclado de materiales de otros proyectos de arquitectura con la intención de ofrecer una nueva vida y llevar a cabo un proceso sostenible. Además, se ha utilizado el material PETG transparente y filamentos de impresión 3D de PLA y TPU en distintas tonalidades, así como láminas hidrosolubles generando textura en varios puntos de las alas.

Sello palentino en la capa de Cristina PedrocheSello palentino en la capa de Cristina Pedroche


UNA GRAN EXPERIENCIA

En declaraciones a Diario Palentino, la diseñadora se muestra «muy contenta» y califica de «muy emocionante» la experiencia. Además, asegura que le hace «mucha ilusión» que su capa esté expuesta durante todo el año en el Museo Manuel Piña, de Manzanares (Ciudad Real).


Trabajar sobre un vestido de hace 30 años fue un «reto», por la admiración hacia Piña, un diseñador «especial y vanguardista» con el que ha encontrado en este viaje muchos puntos en común como la concepción artística de la moda o la experimentación con distintos materiales.


Buj asegura que eventos como el de las campanadas son un espacarate «muy importante» para dar visibilidad a la moda española, especialmente para las marcas pequeñas e independientes. «Nos ayuda a que se vean otras maneras de hacer moda. Este tipo de moda se puede llevar a muchos ámbitos», resalta. Un encargo del que destaca la buena sintonía que ha tenido con un equipo«súperbueno», que ha trabajado «con cariño, dedicación y energía», además de «libertad y apoyo».