scorecardresearch

Crean un test rápido para detectar el genoma de la COVID-19

Europa Press
-

La prueba proporciona resultados en 30 minutos para algunas muestras y con una precisión similar a la de la PCR, pero siendo más barata

La prueba también se realiza a través de una muestra de hisopo nasal - Foto: Alberto Valdés

Investigadores de la Universidad de Washington (Estados Unidos) han desarrollado una prueba diagnóstica rápida y barata que puede detectar el genoma del virus de la COVID-19, el SARS-CoV-2, sin necesidad de realizar una PCR.

Al igual que las PCR, este test detecta el material genético del virus SARS-CoV-2. Pero mientras que las pruebas de PCR convencionales pueden tardar varias horas, esta prueba puede proporcionar resultados en 30 minutos para algunas muestras y con una precisión similar.

"Hemos diseñado la prueba para que sea de bajo coste y lo suficientemente sencilla como para que pueda utilizarse en cualquier lugar. Esperamos que el bajo coste haga que estas pruebas de alto rendimiento sean más accesibles a nivel local y en todo el mundo", ha comentado Barry Lutz, líder de esta investigación, que se ha publicado en la revista científica Science Advances.

La prueba utiliza un método "similar a la PCR" para detectar la presencia del genoma del ARN del SARS-CoV-2 en una muestra de hisopo nasal con la ayuda de un pequeño detector de bajo coste, que también fue diseñado por el grupo de Lutz. Se utiliza un smartphone para manejar el detector y leer los resultados. El detector puede manejar hasta cuatro muestras a la vez y cabría en la guantera de un coche estándar.

Los resultados iniciales recogidos en el estudio muestran que el test tiene una precisión del 97 por ciento en los hisopos nasales. Detecta tres regiones diferentes del genoma del virus. Si una nueva variante tiene muchas mutaciones en una región, la nueva prueba puede seguir detectando las otras dos. Puede, por ejemplo, detectar la variante ómicron, que tiene docenas de mutaciones en la región del genoma que codifica la llamada proteína de espiga del virus.

Aunque las pruebas basadas en la PCR son muy precisas, una limitación clave es que las pruebas de PCR requieren docenas de ciclos de calentamiento y enfriamiento para detectar el material genético en una muestra. Esta nueva prueba funciona a una temperatura constante, por lo que elimina el tiempo de calentamiento y enfriamiento y ofrece resultados en unos 30 minutos.