scorecardresearch

La incidencia se eleva un 24% desde el viernes

SPC
-

El 31 de diciembre se registró el máximo histórico de contagios con 10.540 positivos, pero en los días siguientes se ha observado lo que podría ser un signo de ralentización en el incremento de nuevos casos

Sanitarios vacunan en un polideportivo de la capital salmantina. - Foto: Ical

La incidencia acumulada de casos de coronavirus sigue desbocada en Castilla y León durante esta sexta ola con 3.156 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, un 24,3 por ciento más que el pasado 31 de diciembre, con provincias como Valladolid y Palencia por encima de los 4.000 casos, aunque las nueve están en riesgo extremo.

Estos datos se hacen aún más preocupantes porque están provocando un incremento de la ocupación de enfermos covid en las unidades de críticos. Según los datos facilitados ayer por la Junta de Castilla y León, las UCI ya acogen un 32,2 por ciento de pacientes víctimas del coronavirus, un porcentaje que ha aumentado en cuatro puntos desde el pasado viernes.

También sube la tasa de ocupación en los hospitales hasta el 9,65 por ciento, aunque de momento el nivel es medio/alto en todas las provincias, sin que haya alcanzado ninguna de ellas el riesgo muy alto o extremo.

La curva sigue en ascenso tras dar a conocer ayer la Consejería de Sanidad que desde Nochevieja se han notificado 22.341 nuevos casos de covid-19, después de contabilizar 4.068 positivos en las últimas 24 horas, por lo que el número de contagiados alcanza ya los 417.320 desde el inicio de la pandemia. La cifra del pasado viernes, 10.540 positivos, fue la más alta de toda la serie histórica que almacena la Junta, al superar los 9.770 de la jornada anterior, pero en los días siguientes se observa lo que podría ser un signo de ralentización en el incremento de contagios.

Además, según los últimos datos recogidos por Ical, los hospitales comunicaron 28 nuevos fallecidos por el coronavirus, diez de ellos en León, seis en Valladolid, tres en Zamora y Salamanca, dos en Ávila y Palencia y uno en Burgos y Soria.

Restricciones

Sin embargo, y ante la posibilidad de tomar medidas restrictivas este miércoles en el Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, señaló que «cualquier otra iniciativa adicional que se tome tiene que ver con las circunstancias concretas que se planteen con la realidad de los datos de la pandemia».

Por ello, y bajo la perspectiva de «adaptarse siempre a la realidad de la pandemia», Carriedo consideró «pronto» anticipar «cualquier medida sin conocer esa evolución» que hoy marca «no solo la incidencia, sino también las personas que ingresan en los hospitales y en las UCI», por lo que «si fueran necesarias medidas adicionales las plantearíamos en relación con el dato concreto que en cada momento determine la situación de la pandemia».

En cualquier caso, el portavoz del Gobierno autonómico defendió que «el hecho de que nuestras restricciones no sean tan intensas con la variante ómicron como con las cepas anteriores, no significa que no tengamos muy claro cuál es la política activa que tenemos que desarrollar contra esta pandemia».