La edición 18ª de Naturpal se celebrará de 4 al 6 de octubre

DP
-

Palencia abandonará la Red de Ciudades Teresianas al entender que ya no es preciso continuar en ella

La edición 18ª de Naturpal se celebrará de 4 al 6 de octubre - Foto: Á“scar Navarro

La nueva edición de Naturpal tendrá lugar  los días 4, 5 y 6 de octubre, tal y como recoge el borrador presentado por el equipo de Gobierno al resto de grupos municipales en la Comisión Informativa de Cultura, Turismo y Fiestas que se celebró ayer.
 Según el documento, que también refleja el presupuesto fijado para el evento y que asciende a 17.500 euros, el horario en que podrá visitarse la tradicional muestra gastronómica será de 10,30 a 14,30 y de 18 a 22 horas. En esta edición  contará, al igual que en años anteriores, con varios talleres y representaciones en colaboración con diferentes productores y entidades del sector agroalimentario para complementar los expositores que se den cita en la carpa de la laza Mayor.
Esta feria de alimentación alcanza este año su mayoría de edad. Cabe recordar que en las últimas convocatorias reunió a más de una treintena de expositores. 
Señalar, asimismo, que la sesión de la Comisión Informativa de Cultura, Turismo y Fiestas sirvió para dictaminar favorablemente la propuesta elevada desde la Concejalía para que el Ayuntamiento oficialice su salida de la Red de Ciudades Teresianas, al entender que el motivo por el que se creó dicha entidad, la realización de actos promocionales del V Centenario del Fallecimiento de Santa Teresa de Jesús, ya se han cumplido y, en consecuencia, no es preciso continuar en ella. 
Entre las ciudades que tiene a gala haber sido sede de una de las fundaciones de la misma Santa Teresa se encuentra Palencia. La fundación teresiana contó desde el principio con el apoyo de la ciudad y sobre todo del obispo Álvaro de Mendoza (1578-1586), que era amigo de Santa Teresa. La fundación se hizo de forma provisional en una casa alquilada, en el corazón del populoso barrio de la Puebla, en la actual calle Colón. Con gran solemnidad, el 26 de mayo de 1581, festividad de Corpus Christi, se realizó el traslado de la comunidad a su nueva casa, en la calle de Nuestra Señora, actual de San Bernardo, junto a la ermita de nuestra Señora de la Calle.
Una vez logrado el plácet de la Comisión, se dará traslado de la decisión adoptada al pleno municipal como órgano competente para adoptar el acuerdo de separación de la citada asociación.