Un ejemplo de buenas prácticas

A. Benito
-

El Colegio San Gregorio acogió hace unos días un encuentro de la Red de Centros por la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global

Un ejemplo de buenas prácticas

Se trata de un centro volcado en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. El Colegio San Gregorio lleva años trabajando en la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global y eso ha sido, precisamente, lo que ha hecho que hace unos días 54 alumnos procedentes de Valladolid, Burgos y Palencia se dieran cita en sus instalaciones para participar en la VI Jornada de Intercambio de Buenas Prácticas.
La iniciativa, promovida por la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de la Presidencia y de la Consejería de Educación, se enmarca en el III Plan Director de Cooperación para el Desarrollo de Castilla y León 2016-2019 y tiene por objetivo poner en valor el esfuerzo que, centros educativos como el San Gregorio, están realizando para concienciar a los más pequeños sobre la importancia de luchar contra la pobreza, en defensa de los derechos humanos o por el desarrollo sostenible, entre otros asuntos. 
Una labor que se realiza día a día, tanto en colegios del medio rural como urbano, públicos o concertados, de ahí que la cita que tuvo lugar hace unos días en Aguilar, se desarrolle cada año en una localidad diferente con el fin de poner en común las buenas prácticas que unos y otros centros desarrollan dentro de las aulas. Un trabajo que repercute en las generaciones más jóvenes con acciones locales que favorecen la solidaridad entre culturas, el respeto por la diversidad, la igualdad de género o la protección del medio ambiente.
De esta forma, los asistentes a la jornada tuvieron la oportunidad de ahondar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como reflexionar sobre qué puede hacer cada persona para contribuir a cumplirlos; conocer la dinámica Niñas Rebeldes, a cargo del CEIP Pedro I de Tordesillas y participar en los talleres Higiene Sostenible, del Colegio San Gregorio, y ¿Jugamos a comprometernos con los ODS?, de la Cruz Roja.
También los docentes pudieron participar en actividades diseñadas expresamente para ellos como el taller de Sumak Kawsay -Buen Vivir en idioma quechua- que impartió la experta en género y desarrollo y Agente de Igualdad, Paloma Jimena. 
Finalmente, el alumnado pudo compartir experiencias y proyectos, así como disfrutar de La Aventura Titánica de los Libros, un espectáculo a favor de los más necesitados que corrió a cargo de la Compañía Cuetameloconmusica.