La FSMR actúa en la ermita francesa de Egletons

DP
-

La intervención se enmarca en el proyecto HeritageCare y tiene por objetivo la conservación preventiva del edificio

La FSMR actúa en la ermita francesa de Egletons

Mejorar la conservación preventiva de edificios históricos mediante el desarrollo de una metodología que involucre a sus propietarios y les facilite una herramienta capaz de mejorar el diagnóstico. Ese es el objetivo que persigue HeritageCare, un proyecto europeo en el que la Fundación Santa María la Real participa junto a otras dos entidades españolas: la Universidad de Salamanca y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico.
La iniciativa incluye 60 casos de estudio e intervención, entre ellos, la iglesia de San Antón o ermita de Egletons en Francia. Un inmueble de origen medieval en el que están actuando esta semana varios técnicos de la entidad aguilarense con el objetivo de mejorar su conservación preventiva mediante el control de parámetros ambientales y estructurales.
Para lograrlo, se ha procedido a la instalación de una red de sensores de temperatura, humedad, luminosidad o CO2, junto a otros dispositivos que permitirán, por ejemplo, detectar la presencia de xilófagos y evitar, de esta forma, que ataquen las estructuras de madera o medir el nivel de inclinación de los muros.
Con respecto a HeritageCare, cabe recordar que se trata de un proyecto coordinado por la Universidade do Minho y enmarcado en el programa Interreg Sudoe, que cuenta con un presupuesto global de más de 1,6 millones de euros, de los cuales 1,2 se financia a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Junto a las mencionadas entidades españoles que participan en esta iniciativa, trabajan otros organismos y empresas de nuestro país, Francia y Portugal.