Dos obras participan en una muestra sobre Fernando III

DP
-

En la exposición que se inaugurará en septiembre en Burgos se podrán ver 55 piezas, entre ellas la Virgen de Husillos y San Fernando de Alonso Fernández de Rozas

Dos obras participan en una muestra sobre Fernando III

Dos piezas palentinas, la Virgen de Dehesa Brava o de Husillos que se conserva en el Museo Diocesano, y la escultura de Alonso Fernández de Rozas que preside la capilla de San Fernando de la catedral,  participarán en la exposción que, de septiembre -en fecha por concretar pero más allá del 21- hasta marzo de  2021 se podrá visitar en Fórum Evolución de Burgos. Titulada Fernando III Rex Hispaniae en Burgos. Historia, memoria e imagen, está organizada por la Fundación  VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021.
La Virgen procedente de la histórica abadía de Santa María de Dehesa Brava (Husillos)  es una joya en su género que ha sido exhibida en varias exposiciones nacionales e internacionales sobre orfebrería medieval europea. Es una pieza fundamental para el estudio y conocimiento del arte medieval. La Virgen aparece sentada en un trono y sosteniendo al Niño Jesús, ambos coronados y con aspecto hierático. Este tipo de vírgenes-trono se empleaban como relicarios que se llevaban a las batallas.
La peana circular sobre la que se apoya muestra la inscripción Ave María Gratia Plena. La base de la silla o trono está decorada con cabujones, y en los laterales se reproduce el misterio de la Anunciación, con el ángel a un lado y la Virgen al otro,  entre racimos y follajes. En la parte trasera tiene una puerta con la representación de la mano creadora de Dios realizada con esmaltes de Limoges y en torno a ella una franja de vástagos retorcidos.
La Virgen de Dehesa Brava o de Husillos es una obra de pequeñas dimensiones; mide 25 por 17 centímetros (la  imagen  22 y la base, con la que forma un todo, tres). La pieza permanecerá en la exposición hasta finales de noviembre.
La capilla de San Fernando de la catedral estuvo dedicada en origen a Santa Catalina, hasta que en 1671 se canoniza al rey Fernando III (1217-1252). Ese mismo año se encarga una escultura del santo a Alonso Fernández de Rozas, un discípulo gallego de Gregorio Fernández, que es la que preside el retablo y que participará en la muestra de Burgos.
La exposición Fernando III Rex Hispaniae en Burgos reunirá algo más de medio centenar de piezas  (pinturas, esculturas, armas, joyería, textiles, libros, documentos, cerámicas, estelas, capiteles y sarcófagos) prestados, entre otros, por el Museo Diocesano y la catedral de Palencia -como ya se ha señalado-; las seos de Sevilla, Santiago de Compostela, Toledo (espada del infante don Fadrique, hijo de Fernando III el Santo) y Zamora (San Fernando, también de Alonso Fernández de Rozas); la Academia de Ingenieros Hoyo de Manzaneras; los archivos municipal y de la catedral de Burgos; los ayuntamientod de León y Burgos; las bibliotecas públicas de León, Soria y Burgos. 
También prestan obras la  Fundación Rodríguez Acosta; los monasterio de Villamayor de los Montes y Santo Domingo de Silos; el Museo de Bellas Artes de Córdoba, Museo y Calcografía de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (retratos de Berenguela y Alfonso IX -Arnoldo Westerhouse-,  retrato de Fernando III el Santo rey de Castilla, álbum de dibujos del Alcázar de Segovia de José María Avrial, San Fernando recibe la embajada del rey de Fez, San Fernando, La última comunión de San Fernando, de Joé Gutiérrez de la Vega) y el Museo Nacional de Escultura (La Virgen apareciéndose a Fernando III el Santo).