scorecardresearch
Editorial

El Museo de Palencia, un espacio lleno de vida entre restos arqueológicos

-

Los escolares constituyen la mitad de las visitas que recibe el Arqueológico

El Museo de Palencia afronta el inicio de su segundo centenario inmerso en varios frentes con los que se pretende dar aún más vida a este espacio en el que se recoge el legado arqueológico palentino más valioso. 

De esta manera quiere seguir apostando por la juventud con un atractivo proyecto que contempla la remodelación del espacio dedicado a talleres didácticos para escolares. No hay que olvidar que el colectivo estudiantil representa la mitad del número de visitantes que pasa por este centenario museo. El objetivo es dar identidad propia a dicho espacio mediante elementos como el pavimento y paredes paneladas para proceder a la exposición de trabajos y dibujos, así como con la incorporación de mobiliario para almacenamiento de material, y mesas y taburetes modulares y apilables que permitirán una gestión flexible del espacio. A todo ello se añade la incorporación de dos escenografías como espacios de juego para completar los talleres en los que se recrea una cueva y una excavación arqueológica.

En este 2022, el Arqueológico también está inmerso en la mejora parcial de su exposición permanente, en la que se pretende crear un espacio para contar la historia de la ciudad, desde los orígenes en torno al cambio de era, siglo I d.C, hasta los siglos XVI y XVII. Para ello, en un principio se realizaría con el museo abierto, pero durante la segunda quincena de septiembre parece ser que cerrará sus puertas con el propósito de acometer aquellas obras de mayor envergadura y que generen más molestias, como las que afectan a la recepción.

Ambos proyectos verán la luz gracias a una ciudadana de origen palentino, Luisa Torres Jubete, que legó parte de su herencia y que posibilitó que el Ministerio de Cultura decidiera apostar en 2016 por esta remodelación museográfica. Sin estos fondos habría sido bastante más complicado, por no decir imposible, acometerlo dado que durante la última década los problemas más acuciantes e imperiosos que asolaban al Museo de Palencia guardaban relación con sus deficientes infraestructuras. 

Un museo que también ha conseguido crear vida entre restos arqueológicos gracias a las múltiples exposiciones temporales que acoge la Casa del Cordón. Muestras que constituyen un buen reclamo para la difusión de dicho espacio cultural, aportándole un mayor número de visitantes. Sirva de ejemplo la que se está desarrollando en la actualidad, que puede visitarse hasta el próximo 11 de septiembre, dedicada a la alfarería de Astudillo,  una de las más destacadas y reconocidas en todo el panorama nacional.