scorecardresearch

Ópera prima del teatro escrito en castellano

Rubén Abad
-

El convento de Calabazanos acoge la representación del 'Auto del Nacimiento de Nuestro Señor', de Gómez Manrique

Ópera prima del teatro escrito en castellano - Foto: Miriam Chacón ICAL

Cinco siglos y medio después de que Gómez Manrique (Amusco, 1412) escribiera El Auto de Nacimiento de Nuestro Señor entre los años 1458 y 1468, antes de que fuera nombrado corregidor de Toledo, la primera obra teatral de autor conocido escrita en castellano volvió a brillar en el convento de Santa Clara de Calabazanos.


Un trabajo magistral del que se encargaron las compañías Cachivache, Cigarral y A ninguna parte, que dieron vida con grandes dosis de verdad a los personajes de esta representación tan propia de los días previos a la Navidad palentina como lo es el Ea en Año Nuevo. Grupos que se mantienen fieles al texto original, que llega a los espectadores precedido de un prólogo basado en la obra Momos en la Nochebuena, de Manuel Muñoz Hidalgo. En ella se simula el regreso al año en la que se estrenó la obra en el monasterio y a la que, según cuenta la tradición, asistió la propia infanta Isabel de Castilla.


En su conjunto, el Auto del Nacimiento es, a ojos de los expertos, la «máxima representación de la sensibilidad religiosa de la época», y se anticipa como «pionera» de las grandes obras religiosas del Renacimiento. Una «maravillosa» pieza «llena de emoción, ternura y viveza» en la que se muestra a pastores y ángeles dispuestos a adorar a un Jesús recién nacido.


Un texto breve, pero que consiguió emocionar al público en los cuatro pases que se programaron durante el fin de semana, dos el sábado y el mismo número ayer. Cuatro sesiones con éxito rotundo de  público gracias al impulso que de esta singular representación hacen el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato y la Diputación.


INTERÉS TURÍSTICO

Uno de los grandes objetivos ahora para el Consistorio villamurielense es que se reconozca toda la trascedencia de la obra y la representación consiga la declaración de interés turístico regional. Un empeño que ya ha hecho público el alcalde de la localidad cerrateña, Roberto Martín, quien hace hincapié en la «importancia de esta joya literaria» del siglo XV.


Las palabras del primer edil las secunda también la diputada de Cultura,Carolina Valbuena, quien destaca que la representación es «una de las citas culturales más importantes de la provincia y hablar de Navidad es hacerlo del convento de Calabazanos y la obra de Gómez Manrique». Como muestra, la institución provincial la incluye como uno de sus grandes atractivos de la programación navideña.


Otro de los aspectos que hacen único al Auto es el escenario en el que se representa: un espectacular convento de la orden de Santa Clara que tiene sus orígenes en 1440, y que ha sufrido mejoras y añadidos a lo largo de los siglos.