scorecardresearch

El destello que guía el camino

Rubén Abad
-

La llegada a la capital de la Luz de la Paz de Belén congrega en la catedral a 400 personas, con gran protagonismo de los cuatro grupos de scouts

El destello que guía el camino - Foto: Judith González

Siete días después de su llegada triunfal a España, la Luz de la Paz de Belén ya está en tierras palentinas. Si la recepción oficial en Santiago de Compostela del pasado domingo fue emotiva, especial  tras unos duros meses de pandemia y repleta de buenos propósitos e intenciones, no lo fue menos la acontecida ayer en la capital, en una bonita ceremonia que tuvo como escenario la catedral. 


La celebración, que se enmarcó este año en los actos conmemorativos del séptimo centenario de la seo y se retransmitió por Internet vía streaming, contó con la participación de unas 400 personas, según los datos facilitados por la organización. 


Entre ellos se encontraban miembros de los tres grupos scouts de la capital (Castilla, Barrio del Carmen y La Senda), el de la vecina localidad de Villamuriel de Cerrato (Ávalon), parroquias, asociaciones de fieles, cofradías y colegios religiosos, amén de decenas de palentinos que acudieron a la cita a título particular.


El consiliario de los scouts de Palencia, Santiago Domínguez (el obispo regresaba de un viaje a Roma), fue el encargado de presidir el acto, que en esta edición lleva por lema El resurgir de la luz. En el mismo hubo momentos para la reflexión individual y se invitó a los feligreses a buscar en su interior qué significa para ellos la Luz de la Paz de Belén, que muchos de los allí presentes se llevaron a casa en recipientes especialmente pensados para ello.


Una luz que ya ha llegado también a las instalaciones de San Luis y San Juan de Dios. Donde se quedarán sin ella este año será en los pueblos que habitualmente participaban de la ceremonia, debido a la pandemia y a la evolución de la Covid-19.


La meta que persigue la organización con esta velada especial es hacer ver, tanto a los scouts de los cuatro grupos de la provincia como al resto de palentinos de a pie, que La luz de la Paz de Belén «es signo de paz, de solidaridad, de compartir y de dar a los que más lo necesitan, recordando al nacimiento de Jesús», explicó Domínguez, encargado de recoger la llama en la catedral de Santiago de Compostela en un acto oficiado por el arzobispo de aquella Diócesis, Julián Barrio.


DE BELÉN A VIENA

El Movimiento Scouts y Guías de Austria viajaba, como manda la tradición, a la ciudad palestina de Belén, donde la Luz se enciende cada año por un niño austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús. 


La distribución de la Luz de la Paz a todos los países participantes se realiza desde Viena, la capital de Austria. Allí, unas semanas antes de que llegue la Navidad, se reparte a todas las delegaciones asistentes para que la hagan llegar a sus respectivos países de origen con un mensaje de paz, amor y esperanza.