scorecardresearch

«La gente joven tiene que empujar por el Cristo»

Carlos H. Sanz
-

De Pedro José Arenillas destaca, sobre todo, su juventud. A sus 32 años ha dado el paso para ponerse al frente de la Asociación de Vecinos del Cristo con una directiva igual o más joven que él. Sangre nueva para impulsar un barrio

«La gente joven tiene que empujar por el Cristo» - Foto: Óscar Navarro

El nuevo presidente de la Asociación de Vecinos del barrio del Cristo se llama Pedro José Arenillas, un joven, enfermero de profesión, que compagina su trabajo en el hospital Río Carrión a la vez que prepara la oposición. Asegura que siempre ha vivido en el barrio y expresa su deseo de que la asociación retome las funciones que se hacían antaño y que el Cristo «vuelva a ser lo que era».

 

¿Lleva mucho tiempo vinculado al movimiento vecinal o esta es su primera experiencia?

Esta es la primera vez que formo parte de la directiva de la asociación. La verdad es que el grupo que hemos entrado ha recibido bastante apoyo vecinal, que para mí ha sido lo más importante. No obstante, tanto yo como el resto de la directiva siempre hemos estado vinculados a la asociación, hemos sido socios y hemos participado en actividades, desde la chocolatada a la cabalgata, los juegos de las fiestas del barrio, etc. Somos un grupo de amigos a los que siempre nos ha gustado y nos gusta el barrio del Cristo, que vivimos aquí desde siempre y que nos ha gustado colaborar. 

 

¿En qué situación toma posesión de la asociación?

Aún estamos pendientes de cerrar trámites con el anterior presidente, Guillermo Barrios. Estamos cerrando actas y trabajando en el traspaso, pero más allá de eso y dado que hemos contado con el apoyo vecinal, no creo que vaya a ser tan difícil como esperábamos nosotros en un principio; aún así habrá que trabajar mucho. Hay que tener en cuenta que nuestra idea de presentarnos para dirigir la asociación de vecinos empezó hace aproximadamente un mes, cuando hablamos un grupo de vecinos para intentar hacer algo por el barrio ya que últimamente la asociación estaba un poco de capa caída.

 

¿Qué echó en falta?

Después del covid no se empezó a funcionar y se perdieron actividades que sí se celebraban antes, así que pensamos que era el momento de dar un movimiento al barrio y, sobre todo, de poder intentar ayudar para mejorarlo, también en cuestiones como infraestructuras, jardines o iluminación ya que el barrio está algo dejado y queríamos que vuelva a ser lo que era.

 

¿Qué proyectos se marca a corto plazo? 

Por ahora, de forma inmediata, desde la nueva junta directiva nos hemos marcado el reto de que este año vuelva a celebrarse la cabalgata de Reyes en el barrio del Cristo, junto a su tradicional chocolatada. De forma paralela, vamos a empezar a trabajar para que se mejore la iluminación, el asfaltado y el acerado de las calles del barrio que están peor. Las recopilaremos y mandaremos una notificación al Ayuntamiento para ver si se puede solucionar. A medio medio y largo plazo queremos retomar las funciones que tenía la asociación antaño, desde la organización de juegos populares hasta nuevas ideas para la gente joven y no tan joven cómo proyectos deportivos tales como clases de zumba y algún campeonato de futbito, por ejemplo. 

 

Son una directiva muy joven, ¿hay muchos cambios respecto a la saliente?

Prácticamente toda la junta directiva en nueva. Somos 14 chicos jóvenes que nos hemos unido por un objetivo que es mejorar el barrio del Cristo. Hemos mantenido a la tesorera de la anterior directiva, pero por lo demás todo el equipo es prácticamente nuevo y la media edad es cierto que es joven. 

 

No es muy habitual que los jóvenes se impliquen en el movimiento vecinal...

Sí, es algo de lo que nos hemos dado cuenta, por eso es destacable que esta junta directiva esté conformada por jóvenes que hayan querido dar el paso. Si ha sucedido algo así en el Cristo es porque hemos visto que si nosotros, los jóvenes, no tiramos del carro, no va a hacerlo nadie. Este es nuestro barrio y tenemos que luchar por él. La gente joven es la que tiene que empujar.

 

¿Cuáles son las carencias más urgentes del barrio?

Hay calles en la zona central del barrio, alrededor de la plaza del Cristo, que están muy mal asfaltadas y tienen socavones. También hemos detectado que en la zona del camino de la Miranda, por ejemplo, hay acerado en mal estado. La zona baja del Cristo del Otero necesita también alumbrado público, ya que, aunque se ha instalado iluminación en la subida, falta esta parte que está completamente a oscuras. Básicamente, eso es lo más urgente, que que se garantice a los vecinos la movilidad en el barrio. 

 

¿Y a nivel de servicios tiene ya alguna reivindicación sobre la mesa?

Una de las cuestiones en las que sí me están insistiendo estos días es en que se retome la línea de autobuses durante los domingos y festivos. Se ha suprimido un autobús, por lo que la frecuencia es muy amplia y eso limita a la gente mayor y a la que utilizamos el transporte público. 

 

Sobre el Cristo planean dos proyectos muy importantes: el plan director de los cerros y la declaración de la romería de Santo Toribio como Fiesta de Interés Turístico Nacional. ¿Qué papel quiere jugar la asociación?

Son dos motivos por los que queremos ponernos al día en lo administrativo lo antes posible para ponernos a trabajar cuanto antes y poder preparar unas fiestas acordes a ese interés turístico nacional. Es una iniciativa muy buena, que requerirá trabajar bastante pero creo si todo el barrio se une se podrán conseguir muchas cosas.