scorecardresearch

Isaías Lafuente defiende la importancia de Clara Campoamor

Jesús Hoyos
-

El periodista palentino presentó en la Librería del Burgo su nuevo trabajo, en el que relata cómo España aprobó el voto femenino tras un encendido debate en el Congreso entre dos mujeres

Isaías Lafuente defiende la importancia de Clara Campoamor - Foto: Óscar Navarro

«Durante mucho tiempo no nos hablaron de ella. Espero que eso no les pase a los jóvenes de ahora». El periodista y escritor palentino Isaías Lafuente presentó así ayer en la Librería del Burgo su nuevo libro, en el que rescata uno de los mayores hitos de la historia del feminismo en España: la aprobación del derecho al voto femenino. En él defiende la «enormidad e importancia» de la figura de Clara Campoamor, la principal artífice del logro. 

Y es que, en todo su período formativo nadie le habló de Campoamor ni del debate sobre el sufragio femenino que mantuvo en 1931 con la única otra mujer parlamentaria, Victoria Kent. Lafuente, tras una extensa labor de investigación en los últimos años, narra en Clara Victoria. La crónica del debate que cambió la historia de las mujeres esta hazaña y desmonta las «mentiras y falsas noticias» que cada aniversario «se difunden sobre lo que pasó».

 El palentino explicó que existía un gran vacío acerca de la figura de Campoamor y que vio «la necesidad de explicar y documentar lo que sucedió». «Se la debería conocer como a Isabel la Católica o Cristóbal Colón. Ella consiguió que España fuera una democracia plena por primera vez», añadió Lafuente, quien incidió en que se trata de la única mujer española presente en la elaboración de una constitución desde el comienzo.

El autor explicó la paradoja de que «es la única sufragista en la historia que defiende el sufragio femenino desde una tribuna parlamentaria». Y es que en países como Inglaterra fueron parlamentos de hombres los que concedieron el voto a la mujer. 

En el libro, el escritor también habla de Victoria Kent. «Perdió una gran oportunidad al cometer un error monumental», añadió al referirse a su oposición al voto femenino, que consideraba entonces como un potencial perjuicio a la República.

«Era tan feminista como republicana y creía en el voto para la mujer, pero más adelante», explicó. «Tampoco tenemos que ser demasiado crueles con ella», defendió ayer el palentino. Campoamor se opuso a todos los argumentos «desde su preparación jurídica, sus convicciones republicanas y su sentido común».

Lafuente se refirió a la «desgracia» de que Campoamor falleciera antes que Franco. «Como a Kent o La Pasionaria, se la hubiera acogido en la democracia, pero murió ante la ignorancia de un país que ni siquiera la recordaba», expuso. El periodista insistió asimismo en la necesidad de «recuperar su memoria y ser conscientes de su figura».