scorecardresearch

Los capones de Cascajares se dejan querer

DP
-

La subasta recauda 74.085 euros a beneficio de Nuevo Futuro, una asociación para la inclusión social de jóvenes con capacidades diferentes

Un momento de la subasta celebrada ayer en Madrid. - Foto: JUAN LÁZARO (ICAL)

La empresa palentina Cascajares recaudó ayer 74.085 euros en la XXII edición de la Subasta benéfica de Capones a favor de la Fundación Nuevo Futuro, dinero que destinarán a fomentar la autonomía y la inclusión social de los jóvenes con capacidades diferentes que saldrán próximamente de los Hogares tutelados de Nuevo Futuro tras cumplir la mayoría de edad. 

El acto, celebrado en el Salón Circular del hotel Westin Palace de Madrid ante unas 350 personas, fue conducido por Agatha Ruíz de la Prada y Boris Izaguirre. A este acto solidario asistieron numerosas personalidades del mundo social, político y económico.

En esta vigésima segunda edición se subastaron nueve capones vivos y tres pavos por los que se lograron 44.200 euros, estando las pujas coordinadas por Flavia Hohenlohe de la casa de subastas Sotheby´s. Los asistentes participaron además en el sorteo de varios productos Cascajares y donaron una cantidad en la entrada que sumó 12.385 euros. A este montante se añadieron los donativos en la fila cero y de empresas, entre los que destacaron los 15.000 euros donados por la Fundación la Caixa.

Como viene siendo habitual en las últimas ediciones se celebró una puja en grupo por el último de los capones, pudiendo aportar quien quisiera 100 euros solo levantando la mano. De esta forma fueron muchas las personas que participaron en esta curiosa subasta final y lograron aportar 74.085 más a la recaudación total.

LOS PAVOS Y SUS NOMBRES. Josemi Rodríguez-Sieiro, patrono de la Fundación Cascajares, subastó un pavo que llevaba su nombre por el que se recaudaron 4.000 euros y además también fueron muy altas las pujas por Barcolobo IV (4.000 euros) o el pavo Agatha por el que se pagaron 4.000 euros. 

Fue muy aplaudido Boris Rodolfo, bautizado por el presentador de la Subasta, que llegó a una puja máxima de 2.500 euros. El mentalista Javier Luxor sorprendió a todos con sus habilidades y subastó al capón Felicidad, por el que se pagaron 3.600 euros.

Las pujas variaron entre los 2.500 y los 5.000 euros en algunos de los capones subastados, que han sido criados en libertad y que fueron elegidos para esta subasta benéfica por la calidad de su carne, su raza, plumaje y peso (entre 5 y 7 kilos). Los ejemplares se expusieron durante todo el día en el Salón Circular del hotel Palace en grandes jaulas de madera.

En esta edición de la Subasta colaboraron desinteresadamente Sotheby´s, Fundación La Caixa, Agrocesa, Jamones Aljomar, Barcolobo, Oro de Castilla y Quesos Ilbesa. Pastelería Galicia-Dulces El Toro.

De esta manera, y con el dinero recaudado, la Fundación Cascajares ayudará a fomentar la autonomía y la inclusión social de los jóvenes con capacidades diferentes que van a salir de los hogares de protección de Nuevo Futuro tras cumplir la mayoría de edad. Y es que uno de los colectivos con mayor probabilidad de sufrir exclusión social son los menores que se encuentran en acogimiento residencial dentro del sistema de protección y que presentan algún grado de discapacidad. 

La cita, ya tradicional en fechas cercanas a la Navidad y que este año alcanzó su XXII edición, congregó a personalidades del mundo de la sociedad, la política y las finanzas, así como conocidos artistas y restauradores que colaboran desinteresadamente con sus donativos, que entre todas las ediciones han conseguido reunir más de un millón de euros destinados a diferentes obras sociales.