scorecardresearch

EasyCharger se escapa en Huesca tras el descanso

Área 11
-

Los de Pedro Rivero, que llegaban igualados al intermedio (44-44), firmaron luego un 29-59. Al final, 73-103

EasyCharger se escapa en Huesca tras el descanso - Foto: Sara Muniosguren

No falló el EasyCharger Palencia en su visita al Palacio Municipal de los Deportes de Huesca, donde sumó la séptima victoria en nueve jornadas, ante el colista, para llegar al parón por la Ventana FIBAcon un balance de 7-2, solo superado por el líder, el Estudiantes, que también ganó y solo ha cedido en un encuentro.

Era, además, la segunda victoria consecutiva de un equipo palentino que en tierras oscenses fue de menos a más para acabar ofreciendo una gran exhibición de baloncesto. El alero Noah Allen, con 22 puntos, 15 de ellos tras el descanso fue un auténtico dolor de cabeza para los aragoneses. También rindieron a un gran nivel Micah Speight y Prince Ali.

El EasyCharger Palencia iniciaba el partido a lo grande, con un parcial de 0-5 gracias a su acierto ofensivo. Sin embargo, los oscenses neutralizaron rápidamente el ímpetu visitante (7-7) con el holandés Devon Van Oostrum como referente en ataque.

A continuación, dos triples consecutivos de los palentinos volvieron a poner tierra de por medio (10-15). Dani Rodríguez empezó a tomar el pulso al partido. Aunque en esos momentos los de Pedro Rivero no mostraron continuidad en su juego, lo que permitió que su rival se acercara primero y luego fuera por delante (22-20).

Pero una última canasta del base estadounidense Micah Speight sellaba el definitivo 22-24 para cerrar el primer cuarto del partido.

Ya en el segundo periodo la diferencia visitante aumentaba. El EasyCharger Palencia no aflojaba en defensa y se mostró más acertado en ataque. Su escolta, Prince Ali, con un triple, situaba el 25-32 en el luminoso del Palacio Municipal de los Deportes. Era la máxima diferencia del enfrentamiento hasta ese momento.

Se pasó por el ecuador del choque con el 31-36. A un minuto para el final, Pedro Rivero detuvo el partido para hablar con sus jugadores. Había mejorado el Levitec Huesca La Magia. Al llegar al descanso, el electrónico mostraba un empate a 44 puntos. El senegalés Bamba Fall estaba siendo el jugador más acertado (acumulaba nueve puntos), bien secundado por sus compañeros Speight y Ali, ambos con ocho puntos.

Tras el paso por los vestuarios, el equipo morado volvió a tomar ventaja, esta vez ya con más holgura. Su balance defensivo-ofensivo fue mejor que el del Levitec Huesca. Así se pasó por el minuto 25 con un 48-54. Un ventaja que el equipo de Pedro Rivero supo mantener en los minutos siguientes, pese al esfuerzo del Huesca por reducir su desventaja, apoyado desde la grada por sus aficionados.

Un triple del cornellanense Dani Rodríguez mantuvo la renta para los morados (55-59). A dos minutos para el final del tercer cuarto, Sergio Lamúa, técnico local, recurrió a un tiempo muerto viendo la incapacidad de su equipo para revertir la situación adversa.

En ese momento, el luminoso reflejaba un 55-63, tras una canasta del letón Roberts Blumbergs. Era un momento muy delicado para el conjunto aragonés. Noah Allen, con un triple, hizo más daño a su rival. Y al final, la distancia favorable a los visitantes se situó en los diez (56-66).

Restaban aún diez minutos de encuentro y podía ocurrir de todo, aunque el EasyCharger había empezado a abrir brecha y el equipo local, que había sumado el fin de semana anterior su primer triunfo del curso, poco pudo hacer.

El arreón definitivo empezó con un 0-3 que dejaba más claro el partido para el EasyCharger Palencia. Noah Allen anotó un 2+1. Fue el inicio del fin para el Huesca La Magia. Allen tomó la responsabilidad para enterrar las ilusiones locales (63-82). La máxima diferencia llegaba hasta los 27 puntos (68-95) coincidiendo con una canasta de Roberts Blumbergs.

Habían despegado totalmente los palentinos. El duelo ya estaba más que sentenciado desde hacía minutos. La exhibición era total. Devine Eke, que no había jugado todavía, se sumó a la fiesta. Al final, 73-103, con esa máxima diferencia del duelo para los palentinos, que encaran el descanso liguero con una excelente situación clasificatoria, solo superados por el Estudiantes.

Ahora, una semana sin competición y luego dos encuentros como locales.

ARCHIVADO EN: Palencia, Baloncesto