La Junta licita hoy la EDAR de Grijota

DP
-

Con la contratación de esta dotación, que tiene un plazo de ejecución de dos años, concluyen las actuaciones en la provincia de depuración en municipios de más de 2.000 habitantes

La Junta licita hoy la EDAR de Grijota

a Junta, a través de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, y la Sociedad de Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) dan por concluidas en la provincia las actuaciones de depuración de aguas residuales en municipios de más de 2.000 habitantes equivalentes  con la licitación de una estación en la localidad de Grijota, con una inversión de 7,6 millones de euros y dos años de plazo de ejecución.
Ayer se firmó el protocolo de colaboración, acto en el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, explicó que hoy se publicará la licitación de la EDAR (estación depuradora de aguas residuales) en la Plataforma de contratación del Estado y en la web de Somacyl. Los 7,6 millones de euros serán financiados por el Ayuntamiento (20%) y la Junta, a través de la Sociedad, con la colaboración de los fondos europeos Feder (80%).
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, que apuntó que la Junta «tiene asumidos unos compromisos muy relevantes de lucha contra el cambio climático y en materia medioambiental»,  asimismo afirmó que «cero aguas residuales sin depurar en Castilla es un objetivo irrenunciable que conlleva unas inversiones muy importantes».
El proyecto redactado sobre la nueva la nueva estación depuradora de aguas residuales de Grijota prevé la construcción de sendos emisarios, que suponen el 40 por ciento de la obra, para recoger las aguas residuales del núcleo de Grijota y de las urbanizaciones en el entorno de la carretera CL-615. Dichos emisarios se reunirán en la parcela donde se construirá la nueva EDAR, diseñada para tratar un caudal medio de 74,48 metros cúbicos por hora y con capacidad máxima para un caudal punta de 446,85 metros cúbicos por hora. 
Además de las líneas de aguas y de fangos propias de las estaciones depuradoras y del correspondiente tratamiento biológico, en Grijota está proyectado también un edificio para alojar la sala de control y un segundo edificio industrial para alojar los cuadros eléctricos, las soplantes del tratamiento biológico y los equipos de deshidratación de fangos. 
De esa forma, la puesta en servicio de la nueva depuradora beneficiará a casi 9.000 habitantes equivalentes, por lo que, una vez ya tratadas y limpias en la nueva estación depuradora, las aguas residuales son conducidas al río Valdeginate que, tras un recorrido de tres kilómetros, desemboca en el Carrión. Además, la obra licita también el primer año de mantenimiento y puesta en marcha de la depuradora. Según el convenio firmado hoy, Somacyl realizará el mantenimiento y la explotación de esta nueva infraestructura durante 25 años.
El alcalde de Grijota, Jesús Tapia, aseguró que esta actuación es una obra que «necesita la localidad, al ser uno de los pocos municipios de más de 2.000 habitantes de la Castilla y León que no depura adecuadamente sus aguas residuales, por lo que no se puede trasladar en el tiempo, con el fin de asegurar el presente y futuro del municipio». El condicionante es que Grijota posee zonas residenciales con ocho kilómetros de distancia entre unas y otras, donde «la mayoría han crecido en torno a las carreteras CL-615 y 613 con un sistema de depuración que cumple actualmente la normativa, pero en pocos años no lo hará». Aun así, reconoce que se presentan casos que «no poseen ningún sistema a la fecha actual». Por ese motivo, esta inversión e infraestructura es una actuación «necesaria y obligatoria para el 80% de la población de la localidad», apostilló.
menos de 2.000. El consejero de Fomento y Medio Ambiente señaló que desde la Junta se trabaja en conseguir una óptima depuración de aguas con el fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos de calidad de los vertidos fijados por la normativa europea. Así,  Suárez-Quiñones recordó el compromiso  con las diputaciones para  desarrollar esta legislatura un plan para los municipios entre 500 y 2.000 habitantes equivalentes. En el caso de la provincia, la previsión es de 23 actuaciones, con una inversión global de 8,7 millones de euros, financiado al 40% por la Junta, al 40% por la Diputación de Palencia y al 20% por los Ayuntamientos beneficiarios. Para facilitar la financiación de dichas infraestructuras, Suárez-Quiñones subrayó que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ayudará a la Diputación a financiar su parte a diez años, y a los Ayuntamientos a 25, en cuyo período se encargará la Junta de la gestión de estas infraestructuras.
Juan Carlos Suárez-Quiñones avanzó que el año que viene se planificará y estructurará la depuración en los municipios de menos de 500 habitantes. Y es que objetivo de la Junta es hacer de Castilla y León, entre esta legislatura y la próxima, un «ejemplo», y que «todas sus aguas residuales estén plenamente depuradas».