En busca de proyecto para hacer viable la Casa Grande

Carlos H. Sanz
-

Declarado desierto el concurso para la cesión del inmueble del monte, el cual necesita una inversión de al menos 500.000 euros. Una de las ideas sobre la mesa, convertirla en casa rural

En busca de proyecto para hacer viable la Casa Grande - Foto: Sara Muniosguren

Tal y como se esperaba, el Ayuntamiento ha declarado desierto el concurso público que inició la anterior corporación para ceder la gestión de la Casa Grande, ubicada en el monte El Viejo, y el nuevo equipo de Gobierno ya trabaja en cómo lograr que este espacio privilegiado y único recupere y aproveche su potencial enorme no solo para la restauración, sino para el desarrollo de un sin fin de actividades vinculadas a la naturaleza.
Así lo reconoce el concejal  de Contratación, Urbano Revilla, que aboga por «cambiar el chip» porque ha quedado demostrado que «nadie quiere afrontar la gran inversión que supone rehabilitar este edificio para su apertura y explotación».
«Vamos a buscar algún proyecto privado que esté interesado y, si no hay ninguno, veremos cómo puede el Ayuntamiento financiar su rehabilitación, quizá a través de las ayudas vinculadas al patrimonio, para después ceder su explotación», asevera Revilla. 
Ideas para el espacio no faltan, ya que sobre la mesa de la comisión de Contratación se plantearon ayer ideas como su conversión en una casa rural. «No nos cerramos a nada y vamos a trabajar para recuperar este espacio y que sea rentable», sentencia el concejal. Cabe recordar que la puesta en marcha de la Casa Grande es un de los compromisos del programa de gobierno de la coalición Cs y PP. 
Los pliegos del concurso que inició la anterior corporación, que consistía en la cesión de uso de este espacio por tan solo 1.000 euros al año, durante una década con la posibilidad de prorrogar el contrato otros cuatro años no han interesado a ningún empresario.
Un regalo si no fuese porque la condición que puso el Ayuntamiento a quien estuviese interesado en hacerse con estas instalaciones municipales es la de invertir unos 500.000 euros en la adecuación de este edificio del siglo XVI -con lo que ello conlleva a la hora de pedir permisos para su reforma-, que otrora albergó restaurante y cafetería con terraza y aparcamiento, así como unas pistas de tenis y polideportivas, circuitos de mantenimiento y senderos para pasear o recorrer con bicicleta de montaña en las que la falta de mantenimiento y el paso del tiempo ha hecho mella.
Ese pliego obligaba al empresario, solo para cubrir la inversión, a generar al menos 51.000 euros anuales. Y eso sin tener en cuanta que la Casa Grande es un Bien de Interés Cultural, y, por lo tanto, cae bajo las estrictas normas de la Junta de Castilla y León, por lo que el todo proyecto para este espacio debe contar también con los permisos de la administración regional.