Las dietas llegan al Congreso

Agencias
-

Las críticas a los diputados 'obligan' a la Cámara Baja a estudiar hoy una fórmula para que donen a Sanidad los 635.000 euros que cobran por desplazamiento pese a trabajar en casa

Son muchas las voces que estos días han pedido que sus Señorías entreguen ese dinero a la Sanidad pública.

Están sometidos al mismo confinamiento que pesa sobre cualquier ciudadanos español, por el estado de alarma vigente, pero tienen derecho a cobrar una compensación por hipotéticamente desempeñar su trabajo en Madrid. Una situación anómala que coloca en el ojo del huracán a diputados y senadores y que será analizada hoy por la Mesa del Congreso, donde el PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría. 
Las dos fuerzas políticas que integran el Gobierno de coalición estudiarán la propuesta de donar las dietas que cobran sus Señorías para compensar los gastos de ejercer su actividad parlamentaria en la capital, dado que la Cámara ha entrado en una fase de hibernación por el coronavirus. Se trata de una cantidad que supera el millón de euros al mes, si se suma lo que abonan la Cámara Baja y Alta.
Los diputados y senadores reciben una asignación mensual (sueldo base) de 2.981,86 y 3.050,66 euros, respectivamente, a lo que se suman complementos y «ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función».
Ahí se incluye una indemnización mensual para «afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara», que no tributa a Hacienda, que se paga incluso en meses de vacaciones y que cobran hasta los miembros del Gobierno con escaño. Ese dinero es el que más se ha puesto en cuestión habida cuenta de que ahora  las Cámaras no están funcionando. 
Un grupo de partidos apuesta por donarlo a la sanidad pública, pero no es la única alternativa que se ha planteado, ya que también se habla de entregas a título individual, de crear un fondo o de una subvención que reciben los grupos. En medio de todo este abanico de propuestas, la presidenta del Congreso plantea destinar a la lucha contra la pandemia el dinero que se ha ahorrado la institución, iniciativa que podría salir adelante.

Vox, en el Hemiciclo

Mientras tanto, 16 diputados de Vox, incluyendo a su presidente, Santiago Abascal, y el portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, regresaron ayer a sus despachos de la Cámara Baja para trabajar de forma presencial en la sede de la institución. Así, el partido con más casos de coronavirus reconocidos, difundió fotos en las redes sociales para demostrarlo. En ellas se ve a Abascal y Espinosa, con guantes pero sin mascarilla, reunidos en el despacho del primero con la secretaria general del grupo, Macarena Olona, que sí lleva ambas prendas.